El palillero

José Joaquín León

El año del empleo

Es cierto que también hay obras de verdad, por ejemplo en el segundo puente sobre la Bahía, ahí estamos, a ver. Pero parece que se han dado cuenta de que para el 19 de marzo de 2012 faltan menos de dos años, éste y el otro, así que lo han dejado casi todo para el otro. A lo largo y ancho de 2011 se deben reactivar las obras del tren, a ver si el AVE llega a tiempo para el 2012, o tenemos que trasladar a los viajeros en autobús, como pasa cada dos por tres cuando ocurre algo en la vía de Cádiz a Sevilla. De la Encina ya dijo que el milagro se podría conseguir aumentando el ritmo de trabajo; o sea, incrementando los turnos, contratando a más parados. A ver.

Pero hay más, mucho más. El SAS, con más de un año de retraso, que no es nada, ya ha firmado el contrato para el anteproyecto del Hospital de Puntales. El valor de la obra rondará los 200 millones de euros. Es una obra de cinco estrellas, como el hotel de Valcárcel que nunca se construye, pero en hospital de lujo. A esta obra habrá que meterle mano, y pico y pala, a lo largo del próximo año, como es natural; y aún así no creo que esté a tiempo de que atiendan allí a los que se desmayen por la emoción el 19 de marzo de 2012. A ver.

Pero hay más, todavía más. El Ayuntamiento no sólo impulsa, como dicen las malas lenguas de los dos grupos del PSOE, el de Román y el de Pérez Peralta, sino que además se ha sumado al furor de la construcción. El próximo año, naturalmente, se iniciarán las obras para construir el nuevo Teatro Pemán, que tendrá un coste de tres millones y el mismo aforo del anterior para el Me Río de Janeiro del 2012. A ver.

Y esto es sólo un botón de muestra. Porque hay más, mucho más, incluso obras que ya están empezadas, pero que se intensificarán. Y obras como la del estadio Carranza, que no sé para qué trasladaron a los abonados de Tribuna si el colega del Gol 3000 pensaba hacerse el interesante y resistir hasta junio, como si fuera el último de Filipinas. La obra del estadio, ya lo advirtió Romaní, no podrá estar para el Centenario, pero tenemos por delante todo el año 2011, a fin de que una vez se despeje el campamento de la resistencia, los batallones de albañiles avancen imparables a lo largo del año 2011. Al menos que el estadio esté para el Bicentenario. A ver. Y a saber dónde estará el Cádiz entonces.

En resumen, hay que tenerlo en cuenta: el año que viene será el año del empleo en Cádiz. ¿Esto no lo había leído yo antes?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios