Editorial

El año de La Isla

EL año 2010 ha llegado y San Fernando celebra ya la conmemoración del Bicentenario de las primeras Cortes Generales españolas reunidas en esta ciudad el 24 de septiembre de 1810. Estamos ante un acontecimiento de una trascendencia histórica innegable que hay que poner en valor, destacar y reivindicar desde un ámbito global, pues fueron muchas las consecuencias que estas Cortes y la posterior Constitución promulgada en Cádiz tuvieron en numerosos países de todo el mundo.

No son tiempos fáciles para llevar a cabo grandes celebraciones, como bien saben tanto el Consorcio Estatal del Bicentenario como el propio Ayuntamiento de La Isla. El momento puede no ser el más oportuno para obtener la financiación que habría sido de desear para la conmemoración, pero San Fernando no puede dejar de pasar una oportunidad histórica como la mencionada y a base de esfuerzo e imaginación ha preparado una programación muy digna que a buen seguro van a disfrutar miles de personas durante todo el año.

Además, esta fecha ha servido, como sucede con otra clase de conmemoraciones y grandes eventos, para poner en marcha una serie de obras en el municipio que contribuirán a proteger el rico patrimonio cultural y mejorar la oferta de servicios, las infraestructuras y la atención a los visitantes. Probablemente no sean todas las que hubiese sido de desear, pero ahí están y bienvenidas sean gracias al Bicentenario.

Debemos contemplar la celebración en la Real Isla de León no sólo como la antesala de otro gran bicentenario, el de la Constitución de 1812 de Cádiz, sino como una oportunidad para relanzar la imagen de San Fernando nacional e internacionalmente como ciudad cuna del parlamentarismo. Del éxito que tenga esta celebración del Diez dependerá en gran parte la acogida que muchos ciudadanos, de aquí y de allá, presten al Doce. Por eso hay que apoyar desde todas las instancias, y cada ciudadano a título personal, cuantas actividades se desarrollen en San Fernando este año, desde las estrictamente académicas a las deportivas, participando en ellas de manera activa. Es una cita importante con la Historia que no se produce muy a menudo y merece la pena disfrutarla.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios