Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Al amigo el culo

Podemos va creando su propia red de organizaciones y entidades que apoyan su acción de gobierno

En los últimos 40 años cada gobierno de la ciudad ha tenido sus palmeros, sus pelotas y sus beneficiados. Ha tenido las agrupaciones de carnaval que cantaban sus gestas (alguno ha cantado alabanzas a distintos gobiernos y siguen en el candelabro) y sus entidades afines que apoyaban dijera lo que dijera cada Equipo de Gobierno, si decían blanco eran entusiastas del blanco y si decían negro, lo eran del negro. Si estaban contra la OTAN, ellos también, y cuando cambiaban, lo hacían con los gobernantes de turno. En la época del PSOE entre las entidades gaditanas primaban las peñas y las asociaciones de vecinos. El inefable Torpedo Barroso llegó a calificar con acierto la situación como "la subcultura de las peñas".

Cuando se hizo cargo Carlos Mariscal (qué tiempos aquellos de bogavantes y ramos de flores) se produjo una división en el movimiento vecinal porque fomentó las asociaciones afines y castigó a las críticas. De ahí surgió la división entre Cadice y el 5 de abril. Con el PP se fomentó de manera inusual el movimiento cofrade. Eran los tiempos de los Tres Tenores de las Cofradías (Caravaca, Alcedo y Carnota, este último llegó a concejal) cuando el PP apoyaba a la Asociación de Amas de Casa y a la de Mujer con Mantilla, esa España casposa y castiza que era el caldo de cultivo del voto de derechas. Fue el tiempo en el que el Ayuntamiento gastó un millón de euros en salvar de la ruina al Casino y de que la Zona Franca rehabilitase el edificio del tenebroso patio con dinero público. Había que echar de comer a las gaviotas para consolidar las mayorías absolutas.

Ahora con Podemos surgen todo tipo de organizaciones y movimientos alentados desde el Equipo de Gobierno. Aparte de los vínculos de Ecologistas en Acción y la Asociación Pro Derechos Humanos con Ganar Cádiz, han surgido otras entidades afectas de una manera u otra al gobierno: Ánfora, La Zancada, Amigas del Sur, Iguales en Acción, Bahía Felina. Autonomía Obrera se ha convertido en correa de transmisión de Podemos, cosa que ya era USTEA, de donde provienen Teresa Rodríguez, Jesús Rodríguez y José María González. De esta forma Podemos va creando su propia red de organizaciones y entidades que apoyan directa o indirectamente su acción de gobierno y que reciben todo tipo de incentivos económicos desde el Ayuntamiento. PSOE, PP y Podemos actúan de manera idéntica al fomentar determinadas entidades en detrimento de otras para que sustenten y apoyen sus actuaciones. Es lo que se llama una red clientelar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios