Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Suelos ociosos

Aquello será durante décadas un erial con el esqueleto de lo que iba a ser la Ciudad del Mar presidiendo

La función última de toda Bahía es ser desecada. Con un poco de paciencia y unos cuantos siglos a la vista, la propia Bahía de Cádiz acabará así. Basta mirar las recreaciones de cómo era la zona hace 3.000 años para pensar cómo será dentro de otro tanto, si el calentamiento global no acaba antes con el planeta. Desde el relleno del canal Bahía-Caleta a los rellenos en Punta de Vaca, Los Corrales, Zona Franca y el muelle, la ciudad ha perdido terreno por el lado del océano y lo ha ganado por la Bahía. En su día se paró el Cádiz 3 , luego el cementerio marino de Mangada y hace poco las viviendas en palafitos que quería hacer el PP junto a la Zona Franca. La evolución de los terrenos portuarios ha seguido el mismo camino desde que el mar llegaba hasta la plaza de San Juan de Dios hasta la construcción de la muralla y las Puertas del Mar o Puerto Piojo, el muelle ha ido consiguiendo terreno a base de rellenos. Así lo hizo Carlos Bernal con la terminal Reina Sofía, que en los primeros años 80 se nos dijo iba a resolver todos los males de empleo en la ciudad. Ahora resulta que no sirve y los suelos van a quedar vacantes. Se amplió una zona del muelle Alfonso XIII para el tráfico con Canarias que ha sido preciso regalarle a Trasmediterránea porque nadie se presentó al concurso. Se ha hecho un relleno en el dique de Levante porque según Rafael Barra, ese gran gestor al que tanto añoramos, era imprescindible para el desarrollo portuario. Se ha hecho la primera fase con muchas dificultades y ahora no lo quiere nadie, con lo que al final se lo quedará gratis CONCASA o sucesores. De esta manera ahora nos dicen que sobran 300 mil m2 en el puerto, tanto en el muelle Ciudad como en el Reina Sofía. Procesos que antes duraban siglos ahora se resuelven en unos pocos años. De ser imprescindible el muelle Ciudad para el futuro del puerto ha pasado a ser escenario para conciertos, ferias y eventos variados. En cinco años, el tiempo que va de Barra a Blanco, siempre con el apoyo de eso que llaman eufemísticamente "comunidad portuaria". No sé si el futuro de la terminal Reina Sofía será como el de la Ría de Bilbao. Me malicio que aquí la Junta no pondrá ni un euro y el Gobierno de España pondrá todo tipo de problemas, lo que unido a la tradicional tiesura de los empresarios gaditanos, la abulia de los vecinos y el desinterés de los políticos, aquello será durante décadas un erial con el esqueleto de la que iba a ser Ciudad del Mar presidiendo. El que viva lo verá, como dice un colega.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios