opinión

Antonio / Barba Beardo /

Señor de Cádiz

SI alguien quiere palpar la crisis, que no se vaya a ver la prima de riesgo, ni mire tampoco los indicadores de recesión de este primer trimestre, el que de verdad quiera ver y sentir la crisis que suba hoy Jabonera y se siente un rato en un banco de la capilla del Nazareno. Alli junto al Señor de Cádiz verá una crisis mas próxima, la crisis que te roza o te ha tocado de pleno, "nuestra crisis", la que de verdad nos afecta. Es por eso que precisamente hoy 2 de enero, cuando estamos liados en buscar los ultimos regalos, mirando el crédito de la tarjeta para ver qué inutilidad regalamos, se nos haga necesario subir la cuesta de Santa María para comprender que de verdad estamos mal y que siempre puede haber alguien peor que yo.

Ya sabemos que Tu estás hecho de madera, pero me niego a pensar que solo seas eso, y me niego porque has aguantado epidemias, asaltos "de libertad y memorias históricas", un barrio en la cresta de la droga y sobre todo has aguantado cada viernes miles de historias y rogativas de tu pueblo. Posiblemente el que no conozca Santa María no haya terminado de conocer Cádiz, ni su gente ni el "sentimiento vivo del pueblo", como diria el vigía de Argüelles.

Los que no conozcan nuestros ritos y costumbres no saben lo que de verdad se cuece en la ciudad, no conocen el valor del diálogo sin palabras, de las miradas perdidas, del valor de un clavel a sus pies, de la vida contada cada viernes, y de tantas cosas que no podemos decir con palabras pero si vivimos y saboreamos cuando te vemos allí o en una estampa junto a nuestra cama o en la cartera.

Hablo porque he sido testigo de todo lo que he hablado y he visto momentos difíciles de vivir en cualquier otro organismo de la ciudad, sino son en las cofradías. Y hoy hablo con la pena de la despedida, ya que la persona que me brindó la oportunidad de vivir todos estos momentos y disfrutar de la intimidad de Jesús en los preparativos de sus días grandes, deja hoy la mayordomía del Nazareno. Don Antonio Sainz Varo, Antonio el del Nazareno para el mundo cofrade en general, deja el timón de un nave que ha comandado en los ultimos años y para quien no lo conozca y quiera conocer su labor decirle que es la persona que ha llevado a la hermandad a una transición entre la nada y los albores de lo que puede ser la hermandad del Nazareno en Cádiz. Personas como Antonio, con su humildad y entrega hacen grandes a entidades a veces tan desfasadas como son las cofradías. Antonio lo mejor para ti y tu familia, que Jesús y la Virgen de los Dolores te ayuden en tu caminar por la vida y en tus nuevos proyectos, espero estar contigo de nuevo en Santa María y gracias por ser como eres y hacerme creer de nuevo en el valor de las cofradas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios