La Azotea

Joaquín Benítez

jbenitez@diariodecadiz.com

Salud se esconde

Se dice, se cuenta, se rumorea, que los responsables del Puerta del Mar tuvieron un gesto al más puro estilo de antiguos regímenes. Durante la visita que la consejera de Salud, Marina Álvarez, protagonizó hace unos días al hospital para inaugurar una ampliación de la UCI, se dio la orden de que los enfermeros y enfermeras se recluyeran en sus controles para que a ninguno se le pasara por la cabeza hacerle algún tipo de reivindicación que pudiera estropearle el día a la máxima responsable de la salud de los andaluces. Hace años, muchos años, se quitaba de enmedio a los borrachos, vagabundos y rojos para que los dirigentes que visitaban la ciudad pensaran que aquí todo eran caras felices y sonrisas. No olvidemos que los médicos y enfermeros son los primeros que se llevan el cosqui del paciente y los que mejor conocen las verdades del barquero. Pero bueno, la consejera se fue contenta y eso es lo que nos debe importar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios