La corredera

Juan / Antonio / Micó

Red de rateros automáticos

TENGO una costumbre copiada de un amigo mío muy solidario: siempre que puedo no reposto gasolina en una gasolinera con autoservicio, es decir aquella que un solo obrero u obrera lo hace todo: echar gasolina, cobrar y darte el cambio, limpiarte el parabrisas, vender los pañuelos de papel y los preservativos y encima ser simpático o simpática para que usted vuelva. El motivo es bastante simple, estas gasolineras se ahorran un pico en sueldos, la gasolina no vale más barata que en otra gasolinera con más trabajadores, por tanto no hay ninguna ventaja, y para colmo me pringo las manos. Los bancos van por el mismo camino, cada vez más banca por internet y mucho cajero automático, y cada vez, lógicamente menos puestos de trabajo. Por eso, siempre que puedo, tampoco saco dinero de los cajeros automáticos, que además son inseguros. Esto de los cajeros automáticos empieza a ser preocupante, te cobran una comisión por sacar tú dinero pero ellos dan una mísera o ninguna comisión por meterlo, es una cosa muy curiosa esto de los cajeros. Por eso yo les llamo "rateros automáticos", y siempre que puedo los evito. Los bancos son un negocio muy curioso, cuando la economía se hunde, ellos suben el precio del dinero y no pierden, y cuando la economía se recupera ganan más, lo dicho negocio redondo. Ellos te pagan por el dinero el 3% y lo venden al 8%, negocio espectacular, miren la cuenta de resultados de los bancos y cajas en estos días de turbulencias económicas, ninguno pierde. Podríamos cobrarles a ellos una comisión de las que ellos llaman "simbólicas", cada vez que les hacemos un ingreso, a ver qué les parece. Además, la banca es uno de esos negocios que no cuidan al cliente fiel, por eso su propaganda dice textualmente que tal o cual interés es "solo para nuevos clientes". Te entran ganas de sacar el dinero y volverlo a meter, a ver qué pasa, o llevarte los cuartos de un banco a otro. El abuso de los cajeros automáticos va en contra del pragmatismo que proponen los bancos. Cuando necesitemos dinero deberíamos de usar las oficinas, así contratarán (se supone) más personal. No sé ustedes, pero yo estoy harto de los Red de "rateros automáticos".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios