EL ALAMBIQUE

Rafael / Gómez / Ojeda

Preguntas navideñas

DENTRO de dos días Año Nuevo y vuelve la incógnita de siempre. ¿vida nueva, o todo sigue igual? ¿Por qué cuando llegan estas fiestas nos invade una oleada de nostalgia? ¿Por qué ahora se recuerda más a los seres queridos que ya nos dejaron? Cuando contemplamos a los niños jugando, ¿por qué nos produce alegría y esbozamos una sonrisa y no sentimos tristeza y lloramos al saber que miles de niños mueren de hambre? ¿Por qué se desea en estos días felicidad y prosperidad a vecinos y conocidos y no lo hacemos el resto del año? ¿Por qué para festejar la Navidad comemos y bebemos más de la cuenta? ¿Por qué se ponen los Reyes las personas mayores si la fiesta es para los niños? ¿Por qué nos afecta más en el ánimo un accidente ahora que en otras fechas? ¿Por qué se espera al uno de enero para cambiar de hábitos? -dejar de fumar, caminar, pintar-. ¿Quién ha convertido estas fiestas tan entrañables y familiares en un mediatizado mercado de exagerado consumismo? ¿Por qué la Navidad empieza cada vez antes? Si tan buenos nos sentimos ahora, ¿por qué no somos solidarios con los que padecen necesidades todo el año? ¿Por qué en estos días procuramos ser menos hipócritas? Si se organiza la campaña 'Ningún niño sin juguetes', es que hay niños cuyos padres no pueden escribir a los Reyes Magos por falta de "tinta". Si Cáritas reparte bolsas de alimentos, es que existen personas que los necesitan y no pueden comprarlos.

Está bien que respetemos las tradiciones y que en estas fiestas gastemos un poco más para disfrutar en familia porque tenemos derecho a ello; pero también tenemos el deber de reflexionar sobre el derecho que tienen los demás a disfrutar aunque sea recibiendo caridad y limosnas, aun reconociendo que la caridad no erradica la pobreza. Colaboremos con esas campañas exigiendo a las autoridades decisiones más justas a la hora de repartir las riquezas. Riqueza que sale del esfuerzo de todos, y también de la extrema pobreza de muchos.

No obstante, hoy y siempre desearé salud y felicidad a todas las buenas personas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios