EL ALAMBIQUE

Rafael / Gómez / Ojeda

Navarricos

ESTE año nuestra Feria estuvo dedicada a la Comunidad Foral de Navarra. Sus representantes han podido disfrutar de la alegría, el colorido, el baile y el buen fino, y sobre todo, del talante familiar y afable con el que nos caracterizamos los portuenses.

Sabido es lo importante que es la Fiesta de los toros en esas tierras, en cuyos predios ganaderos de bravo pastan unos toros de bastante cabeza, pero de notable bravura, herederos del antiguo urus salvaje.

Dada la coincidente afición taurina de navarros y portuenses, no sé si de lo poquito que les han dado tiempo visitar en nuestra ciudad, han visto la Plaza de Toros y haber contemplado el ruinazo que sufre por la dejadez e ineficacia de sus más directos responsables. Si no la han visto, golpe de vergüenza que nos ahorramos. A estos navarricos les habrán contado para disimular, que la tradicional corrida de feria se ha suspendido por el levante. En tiempos de los señores Canorea y Barrilaro, cuando se suspendía una corrida se achacaba al levante. Al levante que había entrado por la taquilla, solían decir los aficionados. El mismo levante que este año ha entrado por la mesa de contratación rebujando los papeles, por la ocurrencia del concejal de Plaza de Toros de abrir las ventanas cuando más fuerte soplaba. Una verdadera lástima que los representantes del gobierno navarro no hayan podido presenciar una corrida de toros en la Plaza Real: oír sus clarines, observar la reacción de los aficionados con su peculiar forma de aplaudir, sentir la emoción de la música torera al unísono con una gran faena, y llevarse el aroma de una auténtica tarde de toros. Ahora sabrían el sentido de la famosa frase de Joselito.

En justa correspondencia, seguro que los navarros invitarán a nuestras autoridades a las fiestas de San Fermín. Allí podrán observar cómo se vive la fiesta y también, cómo se organizan con el tiempo suficiente para asegurar su éxito respetando la tradición y el sentir popular, y que el político que pretenda acaparar protagonismo con los toros, va de culo. Aquí va de cara.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios