El Modelo Polvorón

Un Pacto por Cádiz, como el de Estepa, es imposible. Aquí el alcalde González se comerá los polvorones

Para los que dicen que es imposible presentar una moción de censura en Cádiz (o en otros ayuntamientos de semejantes circunstancias) voy a exponer el Modelo Polvorón. Se presentó el pasado lunes en Estepa, población sevillana famosa por sus polvorones, mantecados, roscos de vino y otros dulces navideños. Allí Salvador Martín, de Independientes por Estepa, que llegó a la Alcaldía en 2015 con el apoyo del PP y el PA, ya no se comerá los polvorones en el cargo. El nuevo alcalde es Antonio Jesús Muñoz, candidato del PSOE, que fue apoyado por PP y PA en una moción de censura. Populares y andalucistas se integrarán junto a los socialistas en una gran coalición de Gobierno municipal.

El caso presenta coincidencias y diferencias con el de Cádiz. El partido más votado en Estepa fue el PSOE, pero una alianza de PP y PA para echar a los socialistas le dio el sillón a Independientes por Estepa (liderado por un ex andalucista). En Cádiz, el partido más votado fue el PP, pero una alianza de Podemos y Ganar en Común (o sea, IU) con el PSOE para echar a los populares les dio el sillón a Podemos y Ganar en Común.

En Estepa se rompió el acuerdo de 2015, por lo que el Gobierno municipal se había quedado en minoría; como está en Cádiz, porque el PSOE no apoya las propuestas. Según hemos leído en la prensa, el pacto para presentar la moción de censura (que permitirá un gobierno tripartito de PSOE, PP y PA) se justifica "por la situación de ingobernabilidad que se arrastra desde hace un año en el Ayuntamiento, donde no se ha aprobado el presupuesto, ni hay visos de que pueda hacerse". Han añadido que se trata de un Pacto por Estepa, "en el que las siglas se quedan en segundo plano".

¿Por qué en ese municipio pactan el PP y el PSOE, pero en Cádiz no? Por los complejos de alguna izquierda y por los odios del pasado. Las circunstancias parecen semejantes, pero los protagonistas no lo son. Es más fácil echar a un alcalde presuntamente independiente que a uno de Podemos, cuya maquinaria se pondría en acción. Por otra parte, el PSOE nunca le daría la Alcaldía a Teófila, ni en el PP parecen dispuestos a consensuar otro candidato alternativo.

De tal modo que la situación de emergencia en el Ayuntamiento se prolongará hasta 2019, como se intuía desde el principio. Un Pacto por Cádiz, como el de Estepa, es imposible. Aquí el alcalde González se comerá los polvorones, aunque no cuadre los presupuesto, ni ejecute proyectos. Cádiz ha pasado a ser una resignación, o una anarquía gestionada por los funcionarios.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios