Se cuenta que un dirigente socialista de Chiclana fue debidamente colocado en la Diputación como administrativo hace años ya que su única experiencia era haber trabajado en una gasolinera. No sé sabe cómo obtuvo un título superior y bajó a Personal a toda prisa: ya podéis subirme al grupo A, a lo que le respondieron que eso no funcionaba así. No tan rápido pero terminó en puestos de responsabilidad remunerados especialmente por encima de su capacidad y competencia. De la misma forma se cuenta de otro destacado dirigente que dio nombre incluso a una familia política en el PSOE obtuvo de manera sospechosa su título en la UNED que, casualmente, dependía de él mismo. Se da el caso de un cargo público del PP que obtuvo su doctorado por la Universidad Europea de Lisboa, financiada por Carbures que presidía en aquel momento un gaditano amigo suyo. La tesis fue "La responsabilidad social corporativa en las empresas públicas municipales: el caso de Cádiz" elaborada con los informes hechos por los gerentes de las empresas dependientes del Ayuntamiento de Cádiz en el tiempo en el que mandaba en el Ayuntamiento y a los distintos gerentes no les cabía más que cumplir órdenes. Es frecuente en la política rellenar el curriculum con un "realizó estudios de Derecho", un eufemismo para decir que se matriculó en alguna asignatura pero nunca llegó a terminar la carrera aunque así dicho parezca otra cosa. O de una joven concejala de Podemos en el Ayuntamiento de Cádiz a la que le gustan los disfraces llamativos que en la web municipal pone como estudios: Grado, sin decir de qué ni cuándo ni dónde lo ha sacado. Como se puede apreciar los políticos de todos los partidos sin excepción tienen complejo por la actividad a la que se dedican y la poca consideración social de esa actividad. Quizás ese sea el motivo por el cual Cristina Cifuentes , Javier Maroto y tantos otros maquillan sus estudios y su experiencias para darnos a entender que son gente con una amplia formación que han decidido sacrificarse por todos nosotros, aunque compren los títulos como si fuera en el Baratillo. Sin ir más lejos fue muy graciosa la declaración del diputado de Ciudadanos Javier Cano a Radio Cádiz en la que decía perder dinero por su dedicación a la política dadas sus altas funciones y tareas en la vida privada. A él y a tantos otros se le podría recordar lo que cantaban a Federico Pérez Peralta la chirigota 'Los que ponen la primera piedra': "No trabajes tanto por Cádiz que no hace falta".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios