TRIBUNA LIBRE

Manuela / Moreno / Portavoz Adjunta Del / Grupo Municipal PSOE

Manos limpias

EL 28 de noviembre de 2.006, seis meses antes de las elecciones municipales, se presentó denuncia ante la fiscalía por D. José Pedro Butrón Caballero, concejal de IU. Desde entonces y hasta el día 28 de Abril de 2.008 en el que el Juzgado nº 2 de Chiclana dicta auto de archivo de las actuaciones seguidas contra José María Román y dos técnicos, e "impone las costas devengadas a los denunciantes por así exigirlo la mala fe o temeridad con la que han actuado", la línea argumental del núcleo político de lo que hoy conforma el gobierno cuatripartito fue la corrupción urbanística del PSOE de Chiclana, utilizando para ello como diana, a su entonces alcalde José María Román. Había que desalojar al PSOE de la Alcaldía de Chiclana.

Todo el mundo recuerda las innumerables ocasiones en las que la corrupción urbanística fue usada como argumento político contra el PSOE, llegando a su máxima expresión en la famosa foto aparecida en los medios de comunicación en donde el Sr. Marín, el Sr. Butrón y el Sr. Guerrero, mostraban sus "manos limpias".

Pero si eso fue grave, por cuanto se ha hecho un daño, hoy irreparable, al PSOE de Chiclana por una estrategia de conseguir la Alcaldía a cualquier precio, lo peor, es el daño causado a la ciudad. Para ir contra los socialistas, no dudaron en comparar a Chiclana con Marbella. Chiclana salió en todos los informativos de España como la segunda Marbella, dicho en boca de quienes hoy nos gobiernan. Y apareció el temor, se perdió la confianza y las inversiones privadas se retrajeron.

Hoy, después de casi un año de gobierno, además del enfriamiento de la economía mundial, estamos soportando el enfriamiento local provocado por tantas conductas irresponsables de quienes hoy nos gobiernan.

¿Y ahora qué?, ¿el silencio?, ¿no hay disculpas públicas?, ¿no hay rectificación de los acusadores?, ¿no hay restitución?

El hombre, el hombre público, debe sentir vergüenza cuando de sus actos se deducen conductas despreciables, y avergonzado, obrar en consecuencia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios