la azotea

pilar vera

Higiene

El Gremio de Editores ha venido a recordarnos que casi el 40% de la población afirma no leer nunca un libro. Los nacidos en la analogía no podemos más que escalofriarnos ante el dato, por mucho que queramos ir más allá y decirnos que bueno, que somos el último eslabón del hombre del XIX. Les decimos a los niños que las pantallas les van a atrofiar el cerebro, cosa que nos decían de críos con los libros. El hombre del futuro, del presente continuo, tal vez se mueva en otros parámetros neurológicos, mentales; o encuentre otros referentes en los que desarrollar conceptos como empatía y justicia más allá de la pulsión o de la superficie -quizá la gran cualidad de la lectura- u otras formas de hacerle músculo a algo tan fundamental como el pensamiento abstracto. Quizás más allá de todo eso, la cualidad inmediata de la lectura en estos tiempos sea pura higiene: arañar un tiempo más allá del estímulo constante, fuera del ruido.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios