Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Fake news

El periodismo en los Estados Unidos sigue siendo el mejor del mundo. Solo allí puede ocurrir el caso de The New York Times que de 1.200 redactores tiene un equipo de verificadores (fact chekers) compuesto por 100 personas que se dedican a comprobar los datos elaborados por sus reporteros. O en The Washington Post que analiza todo lo que dice Donald Trump y lleva la cuenta de las mentiras del Presidente. Si alguien quiere comprobar cómo trabaja el hoy director del periódico que hizo famosos a Woodward y Berstein solo tiene que ver la película "Spotlight" y se dará cuenta . Eso que ahora se llama fake news son las mentiras de toda la vida, muchas de las cuales las pone en circulación el poder al objeto de perpetuarse. Se han creado en España páginas especializadas en desmentir bulos y mostrar las falsedades que circulan por las redes sociales. El caso es que se dice que hay 2.000 familias gaditanas que viven sin luz por culpa de que José Blas Fernández (el "señor Pepe Blas" que diría la concejala de Bienestar Social Ana Fernández) y muchos lo creen sin más ni más. Se pone en marcha una campaña con la participación de insignes carnavaleros que aceptan de manera acrítica que el bono social eléctrico gaditano es la mejor solución posible, solo unos pocos van a la concentración del Palillero, muchos firman lo que les ponen por delante y tantos difunden por las redes sociales el dato como si ellos mismos hubieran ido casa por casa para verificar que efectivamente hay dos mil familias pasando frío en Cádiz. Nadie ha pedido comprobar el dato, que alguien ofrezca cómo se ha realizado la cuenta, el número exacto (¿porqué no 1.950 o 2.123?). ¿Cómo se saca esa cifra? ¿quién la ha obtenido, mediante qué procedimiento? Porque luego la concejala de Bienestar Social dice que el año pasado se han pagado 6.600 ayudas por lo que cabe suponer que no hay 2.000 familias desesperadas ya que se ofrecen ayudas y una sola es la que se ha cambiado de comercializadora para poder disfrutar del bono estatal. No habrá tal drama, no será para tanto. Es verdad que las ayudas sociales deben ser derechos garantizados y no caridad institucional , no pueden ser potestativas ni arbitrarias, deben estar regladas y controladas. Y publicar todas las estadísticas para conocimiento de los vecinos que contribuyen con sus impuestos a garantizar el sistema.

Cosa diferente es que bajo mi modesta opinión José Blas Fernández tenía que haber dimitido de su cargo como presidente de la Fundación Eléctrica de Cádiz porque está allí en virtud del cargo que tenía cuando gobernaba el PP .

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios