Calle Ancha

Alberto Ramos / Santana

2010. Cuando España fue una Isla

LAS campanadas de fin del año 2009 en Andalucía señalarán, también, el inicio del Bicentenario de las Cortes en la Real Isla de León. El 24 de septiembre de 1810, en el Teatro Cómico de la Isla, comenzaron las sesiones del primer parlamento español que cambiaría el panorama político y social de España. En La Isla de León, y en pocas semanas, los diputados constituyentes aprobaron decretos fundamentales que son los cimientos del sistema político y constitucional español hoy vigente. La asunción de la soberanía nacional por las Cortes, la división de poderes y la libertad de imprenta, es decir de pensamiento y expresión, junto con la aprobación de la inviolabilidad de los diputados en razón de su cargo, son medidas esenciales para consolidar la obra constituyente que culminó con la proclamación de la Constitución de 1812.

San Fernando será durante el año 2010 el lugar emblemático que visitar como homenaje y reconocimiento a los valores del parlamentarismo, la democracia y la libertad, un símbolo que no se resume sólo en el Teatro de las Cortes, hoy convertido, junto con el Oratorio de San Felipe en Cádiz, en edificio constitucional, pues otros muchos lugares de la Isla jugaron un importante papel en este momento clave de la historia de España. En el Ayuntamiento de San Fernando se reunieron los Diputados electos para salir en cortejo hacia la Iglesia Mayor, donde juraron su cargo, el primer acto político fundamental, la asunción de la condición de Diputado, por lo tanto un juramento que cobra carácter fundacional, revolucionario, que facultó el inicio de las sesiones parlamentarias en el Teatro Cómico.

Pero junto a estos tres edificios esenciales en los inicios del parlamentarismo español, no podemos olvidar que el Colegio de la Compañía de María fue sede de la Regencia; que en la Iglesia Conventual del Carmen se reunieron desde el 1 de octubre de 1813 las Cortes Ordinarias, hasta su traslado a Madrid en enero de 1814; que el Puente Zuazo y las defensas de los Caños (Baterías de Urrutia, de Gallineras, de Punta Cantera etc.), además del Castillo de Sancti Petri, fueron enclaves básicos para la defensa de la Bahía contra los franceses; como fueron lugares destacados el Castillo de San Romualdo, la Torre Alta, el Patio Cambiazo, el Arsenal de La Carraca…; hay que recordar la importancia del Caño Herrera o los muelles de los molinos de marea -de Zaporito, caño Herrera, San José…-, por donde se aseguraba el abastecimiento y servían de comunicación marítima entre Cádiz y la Isla; o que en el antiguo Manchón de Torre Alta, el 29 de marzo de 1812, juraron la Constitución las tropas españolas y las aliadas (ingleses y portugueses), por lo que desde entonces se le conoce como Campo de la Constitución.

Muchos lugares, y muchos motivos, para que en el 2010, además de recordar cuando España fue una Isla, San Fernando sea el centro de la fiesta de la libertad en España.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios