Editorial

Equidistancia y doble lenguaje

APENAS 24 horas después de que el Parlamento vasco albergara, por primera vez, un acto de homenaje a un Guardia Civil asesinado por los terroristas de ETA, la misma Cámara aprobaba con los votos de los tres partidos que forman el Ejecutivo de Vitoria una declaración en la que se acusa, sin ningún tipo de prueba, a las fuerzas de seguridad de practicar torturas a los detenidos de la banda y al Gobierno de la nación de ampararlas. En un clima marcado por el último atentado etarra y la entrevista que mañana van a celebrar en Madrid José Luis Rodríguez Zapatero y Juan José Ibarretxe, el PNV vuelve a practicar el peligroso juego de la equidistancia y el doble lenguaje. Volvió a ponerse de relieve ayer en la reunión organizada por el Gobierno vasco con las víctimas del terrorismo, presentada como un "homenaje", y que contó con el rechazo del Partido Popular y de colectivos de afectados por la violencia terrorista. La estrategia peneuvista, tras al paréntesis que supuso la presidencia de Josu Jon Imaz, vuelve a los códigos de los tiempos de Arzalluz y eso supone un paso atrás para la estabilidad del País Vasco y para la del conjunto de España. En esta situación, marcada por la ofensiva etarra y por la complicada situación política vasca, adquiere especial relevancia la entrevista entre Zapatero e Ibarretxe, en la que debe de quedar claro el tajante rechazo del Estado a la aventura soberanista del presidente vasco. Cualquier actuación política debe quedar supedita al objetivo primordial de derrotar a la banda terrorista, y la firmeza del Estado es una condición indispensable para situar las cosas en su sitio. Es posible, por lo tanto, que la entrevista de mañana en Madrid sea el primer paso para un adelanto de las elecciones vascas, que podrían convocarse para después del verano. Ibarretxe jugará esa carta sólo si se ve en un callejón sin salida y sin otras opciones. Los resultados de los comicios del 9 de marzo en el País Vasco supusieron un varapalo para el PNV y ello va a pesar poderosamente sobre los próximos. Euskadi se enfrenta a una situación que requiere una rápida clarificación.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios