LÍNEA DE FONDO

'Disparatancia' nacional

En medio de la chochera, Aragonés convoca a Arbeloa después de decirle el futbolista que estaba lesionado

SI es que no puede ser. Al menor atisbo de ilusión entre la cada vez menos numerosa hinchada de la selección española, llegan los que la dirigen y gestionan y vuelven a hacer el candao. No hay partido de la roja (y no es la Pasionaria) en el que no haya marejadilla en el estrecho con tres flechitas. A Luis Aragonés ya no le quedan papeles que perder. Está más agrio que nunca, que ya es difícil. El gachó es como un revuelto de Frenadol. Sigue alterándose cuando le preguntan por Raúl, cuando este tema ya debiera resbalarle como los niños por el kamikaze del 'Aguapá'. Y en medio de su chochera aguda convoca a Arbeloa, uno del Liverpool, cuando el futbolista le había dicho horas antes que estaba lesionado. Imagínense la respuesta de Arbeloa por el móvil. "¡Que no, abuelo, que estoy lastimao, póngase derecho el sonotone!".

Aparte del esperpento con el jugador del Liverpool, el mal llamado Sabio de Hortaleza convoca a Albelda, que no juega desde el partido homenaje de despedida a Kempes. Sin con los presumiblemente en forma no pasamos ni la preselección, ya con los que ni juegan en sus clubes no estamos ni para el maratón de futbito del Campo del Cura.

Otra perla del día antes del encuentro contra Francia. El seleccionador declara que lo ideal sería que lo echaran. Y por su parte, Ángel María Villar, otro que tal baila, vuelve a ratificar a un tipo que va terminar de desestabilizar lo poco estable que le queda a este mamarracho eterno que es el equipo nacional. Aragonés se lo pone a huevo y el sandunguero presidente lo desaprovecha. En este concurso de a ver quien dice la memez más grande, estos individuos se van a llevar un premio compartido como 'Navegantes gaditanos' y Ángeles y demonios'.

A pesar de todo, es hora de ponerse delante del televisor y animar sin condiciones a la selección. Olvídense del concurso de popurrís de La Viña, de la carpa, de las coplas de Unicaja, de las ilegales. (¡Dios mío, la memez nacional es contagiosa!).

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios