EL ALAMBIQUE

Pipi Gago

A Dios y a Enrique

EL acontecimiento de este verano en El Puerto será el mano a mano de José Tomás y Morante de la Pueblo. No hay duda. Lo siento por el incombustible y rancio Julito Iglesias que estará de segundón con su concierto. Por no saber retirarse a tiempo. Todo lo contario que esos dos toreros que vuelven pletóricos, llenos de valentía, de arte y con el respaldo de público y crítica de la primera plaza del mundo. La vuelta el pasado año a la palestra taurina de Tomás ha revolucionado el mundo de los toros. Después de sus faenas nada será igual. Imposible o toda una odisea conseguir una entrada para verlo en directo, ya que el maestro se niega a ser retransmitido por las cámaras de televisión. El caso es que son una pasada los más de mil euros que llegan a pagarse para verlo y la cantidad de horas que se puede llegar a estar ante las taquillas para conseguir el preciado billete. No sé si es que realmente es un maestro del toreo o se trata de una campaña de marketing perfectamente organizada. El caso es que sus faenas son de primera e incluso se puede hablar de un antes y un después de su intervención en Las Ventas.

El año pasado ya fue imposible encontrar entradas para la reaparición del de Galapagar pero me imagino que para el mano a mano será como entrar en batalla cuerpo a cuerpo. Más de uno me está diciendo que lo menos difícil será comprar el abono completo de la temporada para de esa manera tener asegurada la entrada de la citada tarde, aunque yo espero de la generosidad de este magnánimo ayuntamiento y desde aquí le pido ya una entrada al alcalde. No me importa que sea del 9, tendido que mayoritariamente acoge al aficionado que entra de gañote. No me importa. Quiero ver a la jet agosteña de El Puerto en una de sus mejores tardes, quiero comprobar cómo se agolpan del 1 al 3 tantos rostros dorados al sol de nuestras playas, quiero sentir el olor de colonia y after sei de los caros, el humo del puro más habanero, quiero ver cómo gerentes y concejales se agolpan en la barrera para salir en la foto. Desde aquí felicito a la empresa y al equipo de gobierno por el acertado cartel, le pido a Dios que hasta entonces conserve intacto el endeble y castigado cuerpo de Tomás y a Enrique... una entradita de por favor.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios