Editorial

Crecer hacia dentro

EL consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Juan Espadas, intervino ayer en la clausura del curso del Foro de Cádiz, que organizan Cajasol, el Casino Gaditano y este Diario, ofreciendo una conferencia sobre la rehabilitación de los cascos históricos y poniendo como ejemplo el caso de la capital gaditana, donde la Administración andaluza ha invertido desde el año 1999 la cantidad de 107 millones de euros y tiene comprometidos en total 170 millones. Cádiz es, sin duda, un modelo en rehabilitación de cascos históricos que se quiere utilizar desde el Gobierno andaluz como referente para exportar a otros países, fundamentalmente de Hispanoamérica, y la conmemoración del Bicentenario de la Constitución de 1812 es una buena oportunidad para ello. De hecho, ayer anunció su intención de que en 2012 se celebre en la ciudad un congreso internacional para aprobar la Carta de Cádiz, documento que recogerá los derechos y obligaciones de los ciudadanos en relación con sus ciudades. No cabe duda de que la vivienda es un factor que marca decisivamente el desarrollo económico y demográfico de las ciudades y el caso de Cádiz es paradigmático. Gracias a las intervenciones en esta materia se ha conseguido frenar el éxodo de habitantes en los últimos años, aunque aún queda mucho trabajo por hacer. Para conseguir el objetivo de contar con cascos históricos atractivos, cómodos y con servicios -habitables, en una palabra- es necesaria la concertación entre todas las Administraciones Públicas, sin excepción, con actuaciones conjuntas que no concluyan en la mera acción que conllevan las propias obras de rehabilitación. La rehabilitación, que por tanto debe ser un punto de partida, es además, como recordó el consejero, un sinónimo de sostenibilidad que ayuda a frenar el crecimiento desmedido de las últimas décadas y ayuda a recuperar la identidad de los ciudadanos. Es un "crecer hacia dentro", como dijo ayer Espadas, que marca la única dirección posible si queremos hacer de nuestras ciudades espacios para la convivencia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios