La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Ciudadanos da el mitin

La política, señores y señoras de Ciudadanos, no es cosa de chirigotas, de tebeos y de circo

Mitin de Ciudadanos en Hospitalet de Llobregat, segunda ciudad más poblada de Cataluña de la que se dice que ha pasado de cinturón rojo fiel al PSC a cinturón naranja de C's. 5.000 asistentes, cinco veces más que los que logró reunir ERC en su mitin de Mataró. Interviene la chirigota del Selu por aquello de que mandaron a Arrimadas a su natal provincia de Cádiz, haciendo que la candidata y Rivera se tronchen de risa. Habla Arrimadas ante un enorme retrato suyo con estética de Barbarella o de viñeta de cómic agigantada de Lichtenstein que llena el fondo del escenario. De la chirigota al tebeo. Hay una exhibición circense -tipo Circo del Sol, claro, cosa fina y moderna- de acrobacias áreas con la artista haciendo fantasías con una inmensa y leve tela color naranja. Tras la chirigota y el tebeo, el circo. Interviene Rivera, afortunada o desafortunadamente no en pelotas, como cuando se promocionó en 2006 cuando se presentó por primera vez a las elecciones, sino arreglado pero informal como se estila en los mítines.

La política, señores y señoras de Ciudadanos, no es cosa de chirigotas, de tebeos y de circo. Los partidos de extrema izquierda podemitas y antisistema intentan convertirla en circo grosero, pero se supone que ustedes representan algo más serio. Hace un par de días escribía que Ciudadanos es la esperanza de la Cataluña que un día admiramos. El PP, además de equivocarse de candidato, poco tiene que hacer allí de momento. Del PSC de Iceta, tras lo de la amnistía a los golpistas que ni tan siquiera han sido juzgados, poco sensato y mucho insensato puede esperarse, como que pacte con quien no debe hacerlo y conduzca al PSC por el camino de la extinta CiU reconvertida en la igualmente extinta Junts pel Si y ahora en su nueva reencarnación pokémon de Junts per Catalunya. De Junqueras y Rovira o de Puigdemont y Jordi Sánchez solo pueden esperar algo que no sea un disparate golpista los fanáticos nacionalistas. Por eso escribí que Ciudadanos es la esperanza más razonable, vista la imposibilidad de un pacto constitucionalista.

Pero el partido de Rivera, por muy atinadas que hayan sido las intervenciones de Arrimadas y mucho su valor, se pone a veces en un molesto plan niñato, ya sea demostrando una excesiva flexibilidad ideológica, dando una imagen de lobeznos de Wall Street o dando -literalmente- el mitin, como hicieron este fin de semana. La política es, o debería ser, algo más serio.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios