EL ALAMBIQUE

Luis / Hiniesta

Carnestolendas

ESTAMOS de Carnaval y obligados a limpiar nuestro interior y nuestro entorno. Busquemos trastos y ropas para deshacernos de ellos, y adecentemos nuestras casas. Esta es la síntesis de esta costumbre que precede a otra menos festiva y mucho más sacrificada, esa que quita la carne de nuestra dieta.

No soy nada dado a las dietas, y menos aún a quitarme de las proteínas y alegrías que aportan las carnes. Con respecto a la limpieza sí soy más severo, y como fiel practicante aprovecho toda oportunidad para tirar todo aquello que deja de ser útil.

En nuestra ciudad el gobierno anterior, Hernán, Gago, y compañía, practicó durante sus 16 años de mandato un continuo Carnaval. Algunos equivocados decían que IP acabó con el Carnaval en El Puerto, cuando la realidad demuestra que todos los días había Carnaval en el Ayuntamiento, todos los días se ocupaban de quitarle la carne a El Puerto y su ciudadanía. También es sabida la cantidad de trastos y trapos acumulados durante tantos años en los armarios del Ayuntamiento. Aprovechando la celebración del Carnaval, y consciente de los difícil que resultará para el nuevo gobierno de la ciudad su "gestión en permanente Cuaresma", muchos ciudadanos/as seguimos expectantes y a la espera de ver aparecer los trastos y trapos que sobran en el Ayuntamiento, no con el ánimo de arrojarlos a la cabeza de nadie, sino con la voluntad de librarnos de tantas y tan costosas basuras que solamente sirvieron para atiborrarse de las carnes portuenses, con regodeo y desvergüenza, y con delito.

En esa tarea de celebración carnavalesca, me sumo a quienes saben de las energías que generan las alegrías, a quienes son cultos con lo que ocultan las máscaras y disfraces, y a quienes no aceptan los excesos por defecto. Felices carnavales para todos/as, y no olviden que seguimos a la espera de ver los trastos y trapos que mal limpiaron la ciudad, los que solo sacaron brillo a sus patrimonios, y poderles quitar sus mascaras y disfraces en las salas de los Juzgados.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios