Última hora Trasmediterránea anuncia la salida del ferry para esta tarde. Cerca de un centenar de personas, atrapadas en el puerto

La Corredera

Antonio Morillo Crespo /

Barbate futuro

ES muy fácil aconsejar, criticar y dogmatizar, lo difícil es aguantar el temporal, seguir navegando y tener esperanza de llegar a buen puerto. Pero hace falta solidaridad y comprensión. No es admisible que un diputado de la provincia vote en contra del convenio de pesca. No es admisible que algunas administraciones tarden años entre juntas, dictámenes y rollos, para dar permisos o aprobar planes o solucionar expedientes. Que hayan olvidado la tutela y el acicate, para orientar y dirigir su trayectoria. Que algunas organizaciones miren con celo talismán, cualquier proyecto turístico o promocional, como si aquí, como hace trescientos años, no vivieran más que zorros, melones, jinetas y lobos.

Navegando entre las dos orillas… allá las montañas de África, acá Europa. Las playas de Zahara con sus almadrabas, la desembocadura del río Barbate, después los enormes acantilados del Tajo donde anidan las aves y el mar se hace espuma. Luego los Caños de Meca, el maravilloso mundo del agua cayendo sobre la arena y el Faro de Trafalgar y la playa de las Ánimas y Zahora….Y de uno a oro confín, como diría la canción del pirata, los montes de Retín bosques de chaparros y encinas y la Breña rebosando de pinares. Y el río por las marismas y las huertas de la Oliva y …¿Hay quién de más?

Y en medio de todo, un pueblo que llora su desgracia culpa de propios y extraños. Es inconcebible que una tierra, una zona tan llena de atractivos y de maravillas, viva tan en volandas del infortunio. Que parece rebotar, en vez de indignación, hasta resignación pública de unos y otros. ¡Cuántas ciudades y pueblos, radicados en tierras yermas y en páramos semidesérticos, han conseguido progreso y prosperidad! Y este que está en el jardín de las Hespérides, viva tan precariamente su desdicha.

Es hora de levantarse. Como acaba de decir un pescador barbateño, "nada de limosnas, queremos trabajo" Es hora de gritar, un grito que sea unánime y que resuene desde el río hasta el Puerto. Aquello que inventaron los castellanos ¡Cuenca existe! Pues algo similar ¡Barbate futuro! O ¡Barbate mar y bosque! O ¡Barbate olas y pinos! O ¡Arriba Barbate! ….un lema o bandera en el que, todos empeñados, conviertan la pesadumbre actual en esperanza y progreso.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios