Ya no

La literatura ha hecho más por España que el mejor de los gobiernos posibles

Un solo libro ha podido más que Franco y todos los gobiernos de la democracia. La literatura ha hecho más por España que el mejor de los gobiernos posibles. Nos ha recuperado la dignidad y la mirada limpia y compasiva. Lo ha hecho sin aspavientos, sin propaganda, sin proselitismo. Lo ha hecho como corre tantas veces la verdad, de boca en boca frente a todo discurso oficial o comunicado. En las playas, en los bancos de las plazas, en las bibliotecas, en los salones de las casas, en los hospitales, en las tumbonas de los hoteles. Todo el mundo ha tenido entre sus manos "Patria" y se le ha metido en el corazón y ha entendido muchas cosas. Por eso las mentiras ya no cuelan.

ETA sigue siendo la misma organización criminal de siempre, jugando con los tiempos y las palabras. Su perdón no es claro ni rotundo ni generoso ni desinteresado. Su perdón busca traer a los presos al País Vasco y abrir las puertas de las cárceles a los asesinos con un arrepentimiento tan falso como su perdón.

En ese juego abyecto ETA no ha estado nunca sola. Los distintos gobiernos se plegaron a su extraña negociación porque poco puede negociarse con quien te está apuntando con una pistola a la cabeza. Intentaron incluso convencernos de que quien apoyaba a los asesinos era un "Hombre de Paz" sencillamente porque se sentaba a la mesa de la negociación con el respaldo de la banda armada detrás. A la justicia se la intentó torcer como siempre y se hablaba de reinserción, de Estado de Derecho y sobre todo de mirar para otro lado. Unos porque querían liberar a sus presos y otros porque querían vendernos que habían acabado con el terrorismo, aunque fuera a costa de las víctimas. En el País Vasco siempre ha habido "Hombres de bien" que eran los que morían y "Hombres de Paz" con pistola en el cinto que eran con quienes hablaban los gobiernos.

La milonga ya no cuela. La sociedad no compra el mensaje del falso arrepentimiento y del perdón. Hemos recuperado la dignidad. Hay hartazgo y solidez moral. Solidez moral para no olvidar a las víctimas. El pueblo ha cambiado su sentir, acostumbrado como estaba a los crímenes y a mirar para otro lado cuando pasaba una viuda, sobre todo si era de un Guardia Civil. Esa revolución la ha conseguido un libro. Porque "Patria" nos ha nos ha recuperado nuestra dignidad. Un milagro que sólo puede hacer un gran libro. Las mentiras de ETA ya no cuelan. Necesitamos otro "Patria" para Cataluña.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios