la azotea

tamara garcía

Yo sólo creo en iván de la peña

Siempre me ha fascinado el mapa de carreteras secundarias que se debe esconder en un rincón de nuestro cerebro y que conecta un pensamiento con otro, en teoría, muy alejados. El botón ese que debe posibilitar lo ue llamamos una relación de ideas me suele proporcionar jugosa información sobre sí misma, casi siempre autocodificada, a través de flashes de momentos pasados que ni siquiera suelo considerar recuerdos. Y así, por ese mecanismo alcahueto que encama parejas imposibles, la carita de Cristina Cifuentes me lleva a la del exfutbolista Iván de la Peña. Porque "lo siento, yo sólo creo en Iván de la Peña" dijo aquel amigo hace muchísimos años para despachar de su puerta a los dos insistentes mormones (aunque finalmente los hiciera pasar para que rindieran honores al altar del Barcelona). Pues eso, señora presidenta, que con servidores públicos como usted, el GPS de mi cabeza me llama a encomendar mi fe al pequeño Buda.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios