Libre directo

José pettenghi

El peaje de la memoria

Dice Teófila que si el Gobierno -de su partido- no quita el peaje de la autopista A4 el año que viene, ella se va. No ha dicho dónde.

Viniendo de ella parece un comentario más bien literario, pues lleva en política 41 años. Desde 1977, y no se conoce que haya hecho mucho por suprimir el dichoso peaje.

Añadió, sin que nadie se cayera al suelo de la risa, que el día que su partido no cumpla un programa electoral, ella deja el cargo. No ha dicho qué cargo.

¡Vaya! Debe ser que desde hace 41 años el PP cumple las promesas electorales. Mira Rajoy cuando afirmó: "No tocaré las pensiones ni la Educación". Y ahora tenemos un presupuesto a la baja en Educación, y a la ministra Báñez cachondeándose de los pensionistas subiendo el mínimo que permite la ley, el 0,25%. Eso sí, con una carta muy educada te sube la pensión un euro o dos… Mientras, el Gobierno respondía de forma ambigua e interpretable a la propuesta de Podemos de eliminar el peaje: "El PP solicita que el Estado decida la forma de explotación de estas autopistas que mejor convenga al interés general". No es gran cosa, pues ya sabemos el significado de "interés general" para el PP: favorecer el interés privado con o sin (mejor con) comisiones y otros chanchullos. Además, Teófila tampoco es muy fiable cumpliendo promesas electorales. Un poné, los 5.000 puestos de trabajo para Cádiz o aquella incorpórea Plataforma Logística. Humo.

Sin embargo hay que reconocer el conmovedor afán de que, a cierta edad, la gente fíe su futuro a tan largo plazo. Dos años en política es demasiado, con elecciones de por medio y otras cositas que marcan mucho.

Así, con peaje o sin peaje, Teófila corre el riesgo de engordar las filas de los pensionistas. Esos a los que su partido maltrata liquidando el Fondo de Reserva, diciendo al currante que se haga un plan de pensiones, llamando a los jóvenes a ahorrar, mientras los empresarios proponen la jubilación a los 75 años…

De manera que tiene dos opciones: dar de comer a las palomas a la sombra de la pérgola-mirador, o apuntarse a Ciudadanos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios