Análisis

José pettenghi

El nombre de la cosa

Fósforos Nerón", "Cuchillas de afeitar Robespierre", "Guardería Herodes"… son marcas que, por paradójicas, suponen una contradicción disparatada.

Y aquí en Cádiz tenemos un ejemplo de libro: Colegio Mayor "Beato Diego José de Cádiz". Es difícil encontrar un personaje histórico español más opuesto que el Beato a lo que representan los valores universitarios, el saber, los avances científicos o la cultura.

Comprendo que Cádiz no ha dado ningún santo en sus tres mil años. Ni uno. Bueno, éste tampoco lo es; beato es como un santo de 2ª B. Pero es lo único que tienen los devotos gaditanos para echarse a la boca. Así que el Beato estará muy bien para iglesias y cofradías, pero es lo menos apropiado para dar nombre a una dependencia universitaria.

Sí, a poco que se indague en la biografía del Beato, en una España que se debatía entre el integrismo fundamentalista y las luces de la Ilustración -que ya se vislumbraban- él tomó partido por un país sombrío donde pecado y delito eran la misma cosa, y en el que Justicia y Dogma vivían bajo el mismo techo. El Beato plantó batalla a las ideas modernizadoras y a sus propagadores, y declaró su "odio inextinguible" a la cultura y a los avances científicos que encarnaban -y encarnan- la Universidad. Sin ir más lejos, dedicó muchos sermones a desacreditar a ¡la Economía!, y viajó a Zaragoza para atacar y denunciar ante la Inquisición a la cátedra de Economía. Además defendió con ardor el absolutismo como consustancial al catolicismo español.

Así, parece un contrasentido que un centro universitario lleve el nombre de quien se opuso con tanta furia al saber y a los avances científicos.

Ahora quieren las autoridades académicas que, tras su reapertura, el Colegio Mayor sea "un foco de diálogo y de debate sobre política, ciencia y cultura." ¿Qué quieren? ¿Que le dé un patatús al Beato?

Mejor sería reflexionar acerca del nombre que debe llevar en adelante esta institución universitaria, pues podría ocurrir que cualquier alumno o profesor foráneo quiera saber quién da nombre al Colegio Mayor, indague y exclame:

-"¡Qué graciosos los gaditanos con ese humor de doble sentido!".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios