doña cuaresma

De interés turístico

Venga este fin de semana a visitarnos y disfrute de los Carnavales de Cádiz, una experiencia inolvidable que seguro que no olvidará y que recomendará a sus amistades al enseñarles las fotos.

No venga en crucero ni en avión. El medio más confortable es un autocar lleno de catetos o un tren rebosante de vándalos disfrazados de mamarracho. Disfrutará del viaje oyendo los berridos de los canis del tren o los achaques de los jubilados del autocar.

No necesita alojamiento. En Cádiz no se duerme, no se gastará un duro en eso. Lo que ahorre, guárdelo para la feria de su pueblo o la romería.

Disfrute de la gastronomía local. En la mayoría de los casos es gratis. A las malas se gastará 5 euros en erizos u ostiones o una botella de moscatel remontado, pero compensa porque adelgaza. Lo comprobará tras irse de vareta y pasar, ya en su pueblo, diez días con dieta blanda y vistas al inodoro.

No se preocupe por los baños. El Ayuntamiento los pone gratis. Si hay cola, no pierda el tiempo. Mee en la calle. El Carnaval es libertad. Orine a placer en la calle y firme con el chorrito. Si le da vergüenza no se corte, mee en una casa puerta. A los gaditanos les encanta. Pasee el domingo por la mañana por la Viña silbando esa canción de Cai y la brisa marinera y descubrirá el aroma amoniacal de la ciudad.

Y si le gusta el turismo de aventura, tenemos excelentes peleas tumultuarias a botellazos. Hay de todo, hasta puede bañarse en nuestras aguas.

Aguas menores.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios