Ser o no ser

José guerrero 'yuyu'

Objetivo único

Lo positivo de la Copa es que contra dos equipos de Primera hemos dado una gratísima imagen

Pues se acabó lo que se daba en Copa del Rey. Y como no hay mal que por bien no venga, tenemos ahora vía libre para pensar sólo en Liga. Lo único que nos hacía soñar en Copa era la posibilidad de que nos cayera algún grande en cuartos, para trincar (como diría El Beni) y hacer caja. Pero como el Cádiz tiene ruina en esto de los sorteos, seguro que nos hubiera tocado el Leganés, que seguramente nos hubiera eliminado y habríamos hecho menos taquilla que la chirigota de Burgos actuando en la Scala de Milán. Lástima de ese tiro al palo de Barral con el 0-0 y la grada del Pizjuán echando chispas contra los suyos. Podría haber sido otra historia, pero no fue. Lo positivo de la Copa es que nos hemos enfrentado a dos Primera División y hemos dado una gratísima imagen. Ante el Betis lo bordamos y ante el Sevilla se ha dado la cara de buenas maneras. Dicho de otro modo: este Cádiz está en condiciones de plantarle cara a equipos de categoría superior, lo que explica en buena forma el por qué de donde está colocado en la clasificación. El equipo tiene un empaque y una seriedad de altos niveles cuando se lo propone, o cuando lo dejan, según la versión del mismo Álvaro Cervera. Y lo mejor es afrontar esta segunda vuelta que comienza hoy con la tranquilidad de que, salvo hecatombe, la permanencia está asegurada y queda media liga para empezar a soñar de nuevo. Partidos como el de hoy son complicados, cierto, porque los equipos que necesitan sumar cuanto antes siempre son más peligrosos que los que gozan de buena renta y pueden permitirse un patinazo puntual. Pero en ambos casos la calificación no miente y si están ahí será por algo. El Córdoba no anda fino y prefiero abrir la segunda vuelta frente a los cordobeses antes que contra alguno de los cinco primeros de la tabla. A pesar de que las estadísticas dicen que con estos puntos a estas alturas de liga no se desciende, son once los puntos que le faltan a los amarillos para quitarse de la cabeza el primer objetivo de la temporada y empezar a pelear por el que soñamos todos. La tranquilidad mental está tan solo a cuatro victorias. Porque una vez asegurada matemáticamente se puede ir a por todos. Si el equipo no se mete en play-off o en ascenso directo, da lo mismo quedar el séptimo que el decimo octavo. Es solo cuestión de imagen, pero en la practica da exactamente igual.

Y que quieren que les diga, que el partido de hoy se antoja ideal para dejar la cifra a alcanzar en tan solo 9 puntos. El Cádiz, por fortuna, se puede permitir algún pinchazo sin que de momento se vean afectados ninguno de sus objetivos. Lo lógico que ese hipotético pinchazo llegara ante rivales directos por el ascenso, pero ojo, que el fútbol ha demostrado más de una vez que los grandes objetivos se pierden ante rivales que parecen pequeños. Así que mente abierta, respeto al rival y a jugar todas nuestra bazas, que es lo que nos está dando resultado. No es que vengan buenos tiempos para el cadismo, es que ya los estamos disfrutando. Vamos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios