Tribuna libre

Julio Ramos, 90 años

Hoy, dos de febrero D. Julio Ramos Díaz cumple noventa años. Como compañeros, amigos y sucesores suyos en el decanato de nuestro Colegio de abogados (fundado en 1789) queremos mostrarle nuestro sencillo homenaje, nuestro respeto y nuestro afecto.

Julio ha desempeñado el decanato -y seguro de que la función pública como Asesor Jurídico Jefe de la Diputación de Cádiz, también- con honradez, discreción y prudencia, virtudes que le caracterizan, además de con callada eficacia.

Fue el decano que levantó la sede del Colegio de Abogados de Cádiz, con la ayuda del entonces Secretario Ignacio Pérez Córdoba y del Tesorero, Juan Pablo Rodríguez-Sánchez, igualmente la Delegación colegial de Algeciras, que dotó convenientemente.

Fue un decano sencillo y humilde, con las puertas siempre abiertas a todos los compañeros. Teniendo absolutamente todos los honores de las instituciones de la abogacía, tanto en el Consejo General, como en el Consejo Andaluz, del que fue fundador y Presidente, cuanto en la Mutualidad general de la Abogacía, a cuya Junta de Gobierno perteneció durante muchos años. También los honores del propio Ministerio de Justicia (Cruz de Honor de San Raimundo de Peñafort, Orden de la que es decano en nuestra Provincia), nunca alardeó de excelentísimo, ni permitió que su Colegio, con sobradísimos méritos para ello, lo hiciera. Ni la pompa, ni la ostentación ni la vanidad han sido nunca sus acompañantes.

Trabajó en pro de la abogacía, de los compañeros, mantuvo relaciones cordiales con Jueces, Fiscales, Letrados de la Administración de Justicia, con todo el funcionariado, en general, y tuvo clara siempre la idea de que el servicio a los ciudadanos es el fin último de nuestros afanes, el fin social de la abogacía, soporte y justificación de la misma.

Quienes le sucedimos en el decanato hemos podido percibir en todas las Instituciones citadas, el recuerdo tan grato y unánime que dejó, y el prestigio personal y como consejero que sigue manteniendo hoy día: por algo fue hombre de toda confianza de todos los Presidentes con los que trabajó.

Hoy queremos, probablemente muy a su pesar, rendirle homenaje, su actual decano, en nombre del Colegio, y los eméritos a título individual, y manifestarle nuestro respeto, nuestro cariño y nuestro imperecedero agradecimiento por su cotidiano ejemplo.

Pascual Valiente Aparicio.

Decano

José Aº Gutierrez Trueba

José Manuel Jareño

Decanos eméritos

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios