la azotea

tamara garcía

Fanáticos

Soy de Cadi, Cadi. Nací en el Barrio La Viña. Palma, 28. Arriba de la barbería. Amo el Carnaval desde que nací. El Concurso y la calle. Se me ponen los vellos de punta cuando escucho eso de 'En la ciudad de Cádiz siendo las...' y adoro la sensación de las manos pegajosas de moscatel cuando se me vuelca el vaso después de escuchar un cuplé desvergonzado en una esquina. Me he vestido de piconera, de pierrot blanco y negro y de trabajadora con el mono de Astilleros de mi padre en varias de sus versiones (así, a bote pronto, recuerdo Astilleros Españoles e Izar). Hasta aquí mis credenciales (mi escudo) que por lo visto hacen falta para entrar en ciertos asuntos. No, no creo que el botellón sea patrimonio exclusivo del foráneo. Ni el no saber escuchar. Ni la malage. Ni el levantarse de su localidad en el teatro cuando canta una agrupación no mediática. No, no creo que el fanatismo tenga DNI. Creo en que quien ama algo lo puede todo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios