Presidente del Consejo

Juan Rodríguez Tenorio

El Evangelio escenificado

Para los cofrades la Semana Santa es la culminación, no solo del trabajo realizado durante el año, sino de nuestros sentimientos y creencias cristianas, traducidos a mostrar a los fieles y no fieles la Pasión, Muerte y Resurrección, en definitiva el Evangelio de Jesús escenificado en nuestros pasos. Pero también nos sentimos muy orgullosos todos los cofrades de ser los culpables de que esta Semana se haya transformado en una de las más importantes del año a nivel turístico y consecuentemente en la repercusión que eso conlleva para la economía de una ciudad. El movimiento de personas que se produce en estos días, cada vez más, nos hace pensar y soñar que nuestra labor no es en vano. Que la religiosidad, nuestra Fe, no está muerta, todo lo contrario, está viva y creciendo, que se va entendiendo, que las hermandades y cofradías realizamos una labor social importante, que los desfiles procesionales son algo más que religiosidad popular.

Sólo me queda pedir, como siempre, que el tiempo nos acompañe, que lo vivido y reflexionado en esta Cuaresma nos sirva para vivir una Semana Santa más auténtica y pura para nuestra Hermandad o Cofradía y esperando siempre ese Domingo de Resurrección que hace que nazcamos de nuevo en este mundo de Fe.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios