Desde Tribuna

José Joaquín León

Empates que aportan poco

Puntito a puntito no se asciende. Se echan en falta argumentos de peso para ganar

Al Cádiz se le escapó la posibilidad de colocarse como líder transitorio. Esto es anecdótico, pero lo más lamentable es que poco a poco se desaprovecha la oportunidad de pelear de verdad por el ascenso directo. Como en la temporada pasada, cuando tuvo opciones de intentarlo tras ganar en Girona, ha entrado en una fase de empates que aportan poco. Ante el Huesca y el Rayo se trataba de rivales directos, pero el 0-0 de este partido es un fracaso, porque el equipo de Lucas Alcaraz es un rival mediocre, con una defensa del montón, y que llegaba con bajas. El Cádiz tuvo ocasiones, incluso claras, pero no las aprovechó.

Por darle algún mérito al rival, se debe anotar que el Almería tenía bien estudiado al Cádiz, y eso se vio hasta en la elección del campo. En la primera parte, hubo poco fútbol, demasiado conformismo y bastante extravío en las ideas. Cuando no juega Salvi, el Cádiz depende en exclusiva de Alvarito, que tenía tres rivales encima ocupados de su vigilancia. Barral y Carrillo repetían como tándem ofensivo. Sin embargo, Eugeni como mediapunta es poco fiable, necesita más campo. Tuvo una ocasión que desperdició por un mal control en el área.

El Almería tapó espacios al Cádiz y jugó a no perder. Creó poco peligro en ataque, que apenas se saldó con una buena intervención de Alberto Cifuentes en todo el partido. Pero le bastó con controlar en el centro del campo para dejar que los minutos transcurrieran. El Cádiz, en la aburrida primera parte, no arriesgó.

Por el contrario, tras el descanso, el partido se disputó en terreno del Almería. Sabía Lucas Alcaraz que el Cádiz tiene ideas confusas a la hora de ejecutar ataques estáticos. Sin espacios no crean peligro. Con una excepción: las internadas de Alvarito. A pesar de la vigilancia, se escapó en tres ocasiones, pero sus compañeros fallaron en los remates finales.

Álvaro Cervera, ante las circunstancias, intentó variantes en ataque. Jugaron Barral y Carrillo, de entrada, y después dio una oportunidad de pocos minutos a Jona y testimonial a Dani Romera. También lo intentó con Perea, menos fino que otras veces. Barral dispuso de tres oportunidades claras, así como Servando en un saque de esquina. No sólo influyó la falta de puntería, sino también dos buenas paradas de René a remates de Barral y Servando. Este portero se crece contra el Cádiz.

Sin restar méritos al portero, la falta de gol del Cádiz es un lastre para pelear el ascenso. Es el equipo menos goleado de la categoría, pero también el menos goleador de los aspirantes a subir. Dudo mucho que en un partido como el de ayer, los otros rivales hubieran empatado cuando lo tenían tan favorable para ganar. Eso confirma que han fichado mal en lo referido al ariete. Y que por ahí pueden llegar las lamentaciones.

Puntito a puntito no se asciende. Una vez confirmada la permanencia, se echan en falta argumentos de peso para ganar los partidos. En la clasificación hay mucha igualdad. Y lo mismo que ayer se perdió la oportunidad de conseguir el liderato provisional, en los próximos partidos se comprobará si el equipo es capaz de competir por todo, o por nada.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios