Análisis

José guerrero 'yuyu'

Collejas de realidad

Ya se puede decir en voz alta que el objetivo del Cádiz no es otro que el ascenso

Suma y sigue. A este Cádiz no hay quien lo pare. Y lo cierto es que a aquella nefasta recha de partidos sin ganar le ha sucedido otra donde todo viene de cara. Se está ganando, sí, pero también se está teniendo la fortuna de que los rivales no aciertan en la portería amarilla. Los dos últimos partidos en casa así lo han reflejado, con dos buenas actuaciones visitantes que nos pusieron en más de un aprieto. Pero el Cádiz tiene un seguro de vida con Álvaro Cervera, quien da la colleja hasta en los omentos donde todo el mundo saldría a sacar pecho. Lo hizo tras los partido de Zaragoza y Granada y lo ha vuelto a hacer tras el del Córdoba: con estas concesiones al rival se está más cerca de dejar de puntuar que de seguir haciéndolo. Chapó. Y quien vea en el entrenador cadista a una especie de sieso manío que le pone pegas a cualquier cosa y no disfruta con nada, se equivoca. En los momentos de éxtasis y de euforia es cuando hay que mantener los pues en el suelo.

El triunfo da más alas que el Red Bull y cuando te das cuenta, estás en una nube. En ese momento te empiezan a dar igual los errores, porque sabes que el viento sopla de cara y acabarás ganando. Y que el Cádiz un momento dulce, ganador y de fortuna es tan cierto como que nada es eterno. Y llegará el día en que la fortuna se la lleve el levante y los errores te costarán una derrota. Pues eso que parece tan claro, no lo está en la mente de los futbolistas. Ojo, no solo de los del Cádiz. Y en medio de todo esto, aparece Álvaro Cervera para dar collejas de realidad y decirle a su gente que sí, que muy bien, pero que hay que mejorar. Grande. Yo creo que ya se puede decir en voz alta, aunque matemáticamente no esté certificada la permanencia: el objetivo del Cádiz no es otro que el ascenso. Y para ascender hay que tener la cabeza amueblada, aprender de los errores y seguir confiando en que el viento sople de cara. Si te dejas llevar por la euforia del ganador, estás perdido. En una división como esta hasta el más inesperado rival te hace un descosido. Y ya hemos visto lo fácil que resulta llevarse ocho jornadas sin ganar y sumando cinco puntos en todas ellas. La cabeza fría va a ser fundamental y por si alguno se va a las nubes, aparecerá Cervera, como El Selu, dándole cates a Juan en la calva, para dejar claro que aquí no hay nada conseguido y que hay que estar al cien por cien si queremos ascender.

Y oiga, conste que creo que la alegría y la euforia son sensaciones muy humanas y es normal que uno se venga arriba y quiera disfrutar del momento, pero siempre viene bien el "cascarrabias" de turno que nos ponga las pilas y nos recuerde la realidad. Collejas de vida, collejas fundamentales para que no se produzca hoy un Alcorconazo en forma de guantá de "Bienvenido al mundo real". A los futbolistas de este Cádiz les debemos la ilusión de volver a soñar con estar la temporada que viene en la élite del fútbol español. Pero estoy convencido de que sin el entrenador actual hubiera sido casi imposible.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios