Puente de Ureña

rafael duarte

Cincuentenario sobre silencios

Quedan vivas muchas personas que recorrieron el entorno de las obras de Berenguer

La Real Academia de San Romualdo siempre celosa de la cultura, está trabajando ya para el nuevo curso. José Enrique de Benito, almirante y pintor y presidente; Juan Manuel García Cubillana de la Cruz, científico, reputado pediatra, militar, escritor; y todos los de la sección de letras conocen y preparan el cincuentenario del Premio de la Crítica y finalista del premio Miguel de Cervantes a ElMundo de Juan Lobón, primera novela del gran escritor Luis Berenguer, premio que alcanzaría, el Cervantes, tan prestigioso, con la siguiente novela, Marea Escorada, enclavada dentro de lo que se llamó realismo estructural, según Sobejano, donde "el género puro del desorden, mejor dicho, de un orden que no es el sucesivo y causal de la naturaleza y de la historia, sino el instantáneo y libre orden de la conciencia"

Los premios más prestigiosos tendieron a ser desprestigiados por quienes no los ganaban. El Adonais en poesía, el más prestigioso de España, cuyo fallo se emitía por Televisión Española, y cuyo catálogo refleja los autores que fuimos y los que no, así como el Alfaguara en Novela, o Planeta, o… Hoy, cuando se da la circunstancia de recordar al galardonado autor, será, tiene que ser, la Real Academia la que lo recuerde, porque las nuevas generaciones ni, parece, conocen ni quieren conocer. Hoy se saca el burladero de un título y parece que el mismo concede creatividad y conocimiento para todo al que no lo posee. Así va de la churra a la merina, de la ola a la piedra. Igual que el fuego sobre las cabezas de los Apóstoles, en el cuadro del Greco. Pobre Cristina Cifuentes, dio con la piedra angular del mediopijo…Ah…

El otro día en la tertulia, José Acosta Martínez hablaba del Retamar de Urrutia, de Pablo el Guarda, personaje de Marea Escorada, y de su hijo Pablín, que heredara su puesto. La gente del Gallego, que todavía existe y lo trataron. Sus hijos: "Me nacieron diez hijos, diez jueves por la tarde", escribió vallejianamente… ¿qué piensan de él? Ah, tuvo uno más.

La mayoría de los escritores que conocieron a Berenguer ha muerto. Pero quedan vivas como vemos muchas personas que recorrieron el entorno de sus obras. Luis era muy parcial, pero efusivo, abierto, generoso, pasional, ironista. En el prestigioso Club Naval de Oficiales de San Fernando, en una cena literaria, como las que la Academia organiza gracias a su director, Javier Delgado, trascendió, por una servilleta manuscrita, una décima jocosa, dedicada a un amigo orador. Tronchante. O su reconocimiento a la obra de Cunqueiro, antecesor, según Luis, y padre del Realismo mágico… O el acto de la oratoria vomitada en un acto de alcurnia en la ganadería de Don Carlos Núñez, su pariente y amigo. La vida viva del escritor.

Es historia de la literatura, de La Isla y de nuestro prestigio. Un cincuentenario que debía tener apoyo institucional, y como no un foro y un eco, algo que lo defienda de la pira ciega del olvido ardiendo con las llamas de niebla del silencio…

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios