El Alambique

francisco lambeA

Cambio en el PP

El comité ejecutivo local del PP ha elegido a Germán Beardo como presidente en sustitución de Alfonso Candón. Aunque la medida no implica necesariamente la designación de Beardo como cabeza de cartel de las municipales de 2019 todo indica que él liderará una lista con la que los populares intentarán reconquistar la alcaldía, objetivo para el que cuentan con significativas posibilidades y que ya se les escapó por un acuerdo tripartito firmado al efecto que apenas alcanzó el año.

El cambio decidido por el PP permite a su nuevo responsable preparar la cita con tiempo y todas las energías. Es previsible que la formación, aprendidas algunas lecciones, huya de confianzas, haga una campaña intensa, apele al voto útil ante Ciudadanos y las nuevas siglas y redoble sus esfuerzos en la Costa Oeste, una zona tradicionalmente favorable que en 2015 aminoró su habitual cuota, en parte por la abstención y en parte por los votos obtenidos por el ex popular Ignacio Colón al frente de Queremos, sigla que optó por disolverse ocho meses después y cuyo nombre ya sólo recuerdan los politólogos más notables.

PSOE e IU acudirán a la cita con un panorama complejo. La izquierda española tiene una propensión a pelearse entre sí que en El Puerto se ha cumplido canónicamente. Primero estuvo la decisión del alcalde, David de la Encina, de expulsar a Levantemos del tripartito, decisión que no ha gustado en ese espectro sociológico, y que pasará factura a los tres, con papeletas que se quedarán en casa, y después están las diferencias entre PSOE e IU, últimamente silenciadas pero cuya percepción ha calado en los votantes. Únanse a esto factores como los incumplimientos de dos grandes promesas electorales (vender como un logro el parking de Pozos Dulces cuando el compromiso era no hacerlo resultará chocante, de la remunicipalización de Apemsa nunca más se supo), la circunstancia de carecer de números un año sí y otro también (las modificaciones son un presupuesto por fascículos cuyo tomo nunca llega a encuadernarse) y el que la ciudad se va a quedar lejos del salto anunciado, para entender que el bipartito se enfrenta a todo un reto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios