La Corredera

antonio morillo

Amanece el año

Están las calles vacías, la gente duerme las alegrías de la Nochevieja. Me levanto temprano para ver el año recién nacido. Está tiritando, regordete y sonrosado como cualquier niño que acaba de llegar al mundo.

Una neblina inmensa cubre los valles y sólo se divisan los montes, las colinas sobre este mar de espuma blanca. Es un espectáculo grandioso. La naturaleza también está silenciosa, durmiendo aún la mañana. El pueblo navega sobre la neblina sin levantar anclas. Hay paz, una paz inmensa.

En el horizonte la costa africana, llena de misterios y de injusticias y de hambre y de miserias. Ayer camino de los Caños de Meca, me tropecé con gran sorpresa con unos muchachos que habían arribado a la costa en una patera. Corrían los pobres como locos, saltando alambrados. Luego me enteré que eran marroquíes. Me lo contaron dos guardias civiles que patrullaban de apoyo en la carrera de San Silvestre (que en todos los pueblos se celebra para regocijo y fiesta de mayores y pequeños, todos en la cabeza con el gorro colorao de Papa Leche) Les pregunté amistosamente si participaban en la carrera y me dijeron, que ya ellos habían corrido lo suyo persiguiendo a los inmigrantes y que sólo pudieron coger a los que menos corrían.

Dos caras de una moneda, que a nosotros nos tocó el haz lleno de venturas y músicas y hasta de polvorones. Que por cierto en todas partes los ponen para el público y nadie los coge ¡vivir para ver! Que en otra época duraban los que un caramelo en la puerta de un colegio. Y no digamos si fuera en Mali o en Nigeria o en Etiopia, donde millones de niños mueren de hambre y de enfermedades. A los africanos les tocó el envés: miseria, guerras y hambre.

Venturoso nuevo año 2018, a pesar de las chulerías inaguantables de Carlitos Puig del Monte, de los jaleos políticos, del abuso de las eléctricas, de la cuesta arriba de muchas familias, de los royos macabeos…. Difícil año nuevo para los vecinos del Sur… ¡qué más quisieran ellos poder comprar dos barras de pan por medio euro! ¡Que mas quisieran ellos en muchos países, cruzar la frontera de una Tabarnia libre sin que los cazen a tiros los milicianos del dictador de turno!

P/D ¡Alégrate amigo y da gracias a Dios, de haber nacido y vivir aquí en este rincón del mundo que se llama España!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios