Desde Tribuna

José Joaquín León

Alvarito sigue creciendo

Igual que ganó el Cádiz pudo no ganar. Le faltó apuntillar a un rival que estaba tocado

Tenía la caña de pescar preparada. Alvarito marcó el tanto que le dio tres puntos valiosos al Cádiz, aprovechando un error garrafal de la defensa leonesa. Tuvo intuición, visión y acierto para entender la jugada y culminarla. En este partido se volvió a ver la mejor versión de Álvaro García, sobre todo en un arranque soberbio de la segunda parte. Fue un martirio por su banda. El despertar de Perea contribuyó. Sin embargo, al final fue el portero Alberto Cifuentes quien salvó al Cádiz, que pasó más apuros cuando mejor lo tenía.

Alineó Álvaro Cervera al equipo que había derrotado al Sevilla Atlético. En la primera parte, el partido se jugaba de tú a tú, con precauciones. Alvarito estaba entonado, pero Salvi no era el de otras veces. Jona realizaba una labor física de desgaste, aunque sin aportar remate.

La Cultural Leonesa tiene unas características claras: peligroso en ataque y bastante endeble en defensa. En la Liga 1/2/3 encajar pocos goles es decisivo para estar arriba, como se aprecia con el Cádiz. Por el contrario, los leoneses a veces permiten correcalles a cara o cruz. El Cádiz procuró cuidar los detalles atrás, con el hándicap de que Garrido estaba con tarjeta desde el minuto 27.

Tras el descanso se vio a un Cádiz con más argumentos para ganar. Coincidió con los mejores minutos de Perea. Es una pena que este futbolista no tenga más resistencia, porque es capaz de aportar valores diferentes. Con los pases de Perea brilló el mejor Alvarito. El extremo puso buenos centros desde la izquierda. En uno de ellos Jona estuvo a punto de marcar, pero lo evitó el portero.

Hasta que por fin Alvarito decidió, en una jugada en la que no tuvo necesidad de pasar el balón a nadie, sino que se lo jugó él solo. Su crecimiento personal es evidente. Ahora no sólo corre, sino que actúa con criterio, como lo demostró en el aplomo para regatear al portero Palatsi, sin rifar el balón con un remate a lo loco. Un futbolista que apunta al primer nivel, si continúa mejorando, para pasar de Alvarito a Don Álvaro.

La desesperación de la Cultural Leonesa los llevó a volcarse en ataque. El Cádiz, con Perea y los delanteros ya agotados, no fue capaz de aprovecharlo para sentenciar. Eso fue lo peor de la noche, que se pudo estropear un partido que estaba totalmente de cara. Dos paradas decisivas de Alberto Cifuentes evitaron un empate que los leoneses buscaban con ahínco.

A destacar también la personalidad del árbitro Moreno Aragón, que no sancionó ninguno de los tres penaltis que reclamó el público. Ninguno lo era, pero a otros colegas ya los hemos visto cargarse un partido en parecidas circunstancias. Hasta eso le salió bien al Cádiz, que igual que ganó pudo no ganar. Les faltó apuntillar al rival cuando estaba tocado.

El próximo partido se disputará ante el líder Huesca, en Carranza. Han obligado al Cádiz a jugarlo el Lunes Santo. Es una irreverencia y un perjuicio. Con eso le han colado a Manuel Vizcaíno un gol por la escuadra, antes de empezar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios