Diez volúmenes de la revista de Dickens, en el Casino Gaditano

  • Los ejemplares de la publicación 'Bentley's Miscellany' acaban de ser digitalizados gracias a la Universidad de Massachusetts

No se sabe cómo han llegado hasta Cádiz, pero lo cierto es que la Biblioteca del Casino Gaditano guarda entre sus tesoros diez volúmenes de la revista Bentley's Miscellany, editada por Charles Dickens, que acaban de ser digitalizados gracias a la Universidad de Massachusetts (Estados Unidos). 

Según explica el historiador gaditano que ha participado en este proceso, Javier Fornell, las revistas, editadas en facsímil y publicadas juntas en varios tomos, forman parte del amplio fondo en inglés de esta biblioteca, que fue recientemente asumida por el Ayuntamiento de Cádiz. 

"Faltan los primeros volúmenes, pero hay una decena y tienen un gran valor, porque, hasta ahora, los únicos ejemplares de la revista los había digitalizado la Universidad de Oxford, pero en escala de crisis, con técnicas antiguas, y no de la forma que se está haciendo en Cádiz", señala el historiador. 

Bentley's Miscellany fue una revista hecha por amigos, impulsada por Richard Bentley, quien invitó a Charles Dickens a ser su primer editor y a publicar en ella algunos textos, y, de hecho, la usó para sacar a la luz los primeros episodios de la que sería una de sus obras más célebres, Oliver Twist. 

Comenzó a publicarse en 1836 y terminó en 1868, tiempo durante el cual acogió textos y dibujos de algunos de grandes literatos como William Harrison Ainsworth, Thomas Moore, William Mudford o Edgar Allan Poe, quien en esta revista llegó a publicar algunos relatos cortos. 

"Cádiz era en el siglo XIX una ciudad muy cosmopolita, con un núcleo de burguesía comercial muy importante, que tenía intereses culturales y es posible que coleccionaran los ejemplares que cada semana se publicaban, aunque también hay que pensar que en aquellos años había una colonia muy importante de ingleses residiendo aquí", se aventura a proponer Fornell como razón por la que estos volúmenes tan valiosos se hayan conservado en Cádiz. 

Los números guardados en la biblioteca gaditana van desde 1840 hasta 1848 e incluyen, por ejemplo, los ejemplares en los que, por primera vez, apareció el personaje de Guy Fawkes, ideado por William Harrison Ainsworth e ilustrado por George Cruikshank, que inspiró después al protagonista de V de Vendetta y las caretas de Anonymus. 

La Universidad de Massachusets, que había encargado una recopilación de los fondos americanistas del casino gaditano, se topó con la revista y apostó por su digitalización y difusión, proceso que ya está muy avanzado, aunque todavía queda su puesta a disposición del público. 

"Massachusets es una universidad pública y su máximo interés --explica el historiador Javier Fornell- una vez se acabe completamente el proceso de digitalización es publicarlo en plataformas para compartir fondos de forma gratuita como Internet Archives, lo que permitirá que se pueda consultar desde cualquier parte del mundo". 

Fornell cree, además, que esa difusión contribuirá a que los investigadores vengan a Cádiz a consultar estos volúmenes porque "igual que no es lo mismo ver una guía de viajes que viajar, muchos de los interesados en esta revista querrán venir a verla para consultarla". 

La Biblioteca del Casino de Cádiz, en proceso de catalogación y digitalización, guarda muchos más tesoros que se suman a los importantes fondos bibliográficos, muchos por descubrir, que guardan otras bibliotecas privadas de Cádiz como la Academia de Bellas Artes, la Real Academia Hispano Americana, la Fundación Joly o el Seminario Diocesano del Obispado gaditano. 

Y es que la biblioteca del Casino Gaditano acoge un fondo de unos 10.000 ejemplares, la mayor parte, publicaciones pertenecientes a los siglos XVIII y XIX. Destacan las cabeceras de prensa decimonónicas, un total de 47, tanto prensa española como extranjera, pero también las colecciones de literatura elaboradas a partir de peticiones de miembros del Casino (fundado en 1844) o documentos históricos de importancia nacional como el Diario de Sesiones de Cortes.

Fue en 2008 cuando el patrimonio bibliográfico de la institución pasó a ser gestionado por manos municipales, "lo mejor que le pudo haber pasado a esta biblioteca", comentaba la bibliotecaria, Ana María Fimia, como Enrique Maestre, secretario bibliotecario, durante una entrevista con este periódico el pasado mes de mayo. Maestre recordaba que el archivo incluso vivió un momento a lo Bienvenido Mr. Marshall cuando, en los años ochenta, un norteamericano "ofreció un millón de las antiguas pesetas por hacerse con el fondo. Menos mal -explicaba-, que predominó el sentido común. En el Casino  siempre ha habido una consciencia de que la biblioteca era nuestra joya de la corona y, mientras pudimos, hicimos todo lo que fue posible con los medios que teníamos". 

El equipo técnico de la Red de Bibliotecas Municipales de Cádiz comenzó los trabajos de catalogación y clasificación de los fondos del Casino  Gaditano  en marzo de 2015, fecha en la que además, la Biblioteca del Casino  se incorporó a la red IDEA de Centros de Documentación de la Junta de Andalucía. Se prevé que en 2017 concluya la digitalización de sus fondos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios