El viaje de Damián Flores por la arquitectura y la literatura

  • El artista extremeño expone desde ayer sus pinturas en la Sala Rivadavia

Damián Flores, en primer término, habla con el diputado de Cultura, Salvador Puerto. Damián Flores, en primer término, habla con el diputado de Cultura, Salvador Puerto.

Damián Flores, en primer término, habla con el diputado de Cultura, Salvador Puerto. / cr

Arquitectura racionalista, art decó, Le Corbusier y Ramón Gómez de la Serna. Arquitectura, literatura y retrato se entrelazan y se mezclan en la sala Rivadavia de la Fundación Provincial de Cultura de la Diputación creando un universo histórico y literario bajo el pincel del artista extremeño pero criado en Córdoba, Damián Flores.

Es un viaje a través de la arquitectura y el retrato "que refiere a una España muy especial; la de los años 20 y 30 del siglo pasado, con una simbología urbana muy singular, racionalista y Art Decó", tal y como señaló el diputado de Cultura, Salvador Puerto. Esto no es cualquier cosa, es la fuente de su inspiración porque "la arquitectura de estos años es de tan nivel que se ha convertido en clásica", afirma Flores.

Flores presenta en la sala provincial una muestra de 25 años de su obra, precisamente el mismo tiempo que tiene de relación con la Diputación, ya que en aquel lejano 1992 la institución adquirió la obra 'La fábrica', entonces integrada en el certamen Aduana y que desde entonces se integra en la colección de arte contemporáneo de la Diputación.

El itinerario del artista también está plagada de referencias literarias pero entre todas ellas destaca la figura de un autor, Ramón Gómez de la Serna, un creador que a juicio de Damián Flores "consigue un equilibrio fantástico ya que confluye el que es un moderno vanguardista sin perder su esencia castiza".

La exposición también se nutre de dibujos sobre personalidades literarias y su conexión con el ferrocarril. En este ámbito aparece el portugués Fernando Pessoa en Lisboa o Rafael Alberti junto a María Teresa León en Moscú. El itinerario de Flores está conformado por 62 obras de pequeño y mediano formato distribuidas en las dos estancias expositivas de la Sala Rivadavia.

También hay un guiño a la provincia de Cádiz en una pintura que tiene del Mercado Central de Algeciras, obra del célebre ingeniero Eduardo Torroja, que hizo un proyecto para un puente que cruzara la Bahía anterior al Carranza.

'Un itinerario entre arquitectura, literatura y retrato' permanecerá en Rivadavia hasta el 15 de diciembre. Se puede contemplar de lunes a viernes, salvo los festivos, desde las diez y media de la mañana a una y media de la tarde y de cinco y media a ocho y media.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios