Algo que ver con Cádiz

  • Dibujante en 'Diario de Cádiz' durante ocho años y colaborador puntual con una viñeta para el proyecto de 'El Conciso', Forges recibió también en la ciudad el Premio Emilio Castelar

Viñeta que Forges dibujó para 'El Conciso' en diciembre de 2010. Viñeta que Forges dibujó para 'El Conciso' en diciembre de 2010.

Viñeta que Forges dibujó para 'El Conciso' en diciembre de 2010.

Hubo un tiempo en el que las viñetas diarias de Forges se publicaban sólo en dos periódicos españoles: Informaciones y Diario de Cádiz. El propio Antonio Fraguas lo recordaba en una entrevista en este rotativo, en mayo de 2013, cuando iba a participar en la Feria del Libro de Cádiz y cuando ya había recibido unos años antes, en diciembre de 2011, el Premio Emilio Castelar a la eficacia comunicativa. Participó también en el Congreso Mundial de Periodismo que acogió la capital gaditana, con acto incluido en la sede de la Asociación de la Prensa, y colaboró con una viñeta en el proyecto de reedición de la publicación decimonónica El Conciso. Estos son algunos de los vínculos que el genial dibujante, el desaparecido Forges, mantuvo con una ciudad a la que alabó en ocasiones destacando su facilidad para reírse de los problemas.

Las viñetas de Forges llegaron en la década de los años setenta a Diario de Cádiz a través de la agencia de prensa Colpisa. El dibujante ya había hecho algunas incursiones en la prensa diaria, y sobre todo había destacado por su trabajo en las brillantes revistas satíricas que se abrían paso en la dura sociedad española, con La Codorniz a la cabeza. Forges empezó a trabajar para Informaciones y, poco después, la misma viñeta que se publicaba en el vespertino madrileño se podía disfrutar también en este rotativo gaditano.

Forges lo recordaba en aquella entrevista de 2013 con orgullo: "Probablemente, desde entonces debo estar en un rinconcito del gigantesco acerbo del humor gaditano".

En el primer chiste que publicó en este periódico, en 1975, dibujaba a una eficiente secretaria que tomaba nota a mano de una carta dictada por su jefe, una labor que interrumpía ante el estupor del directivo al llegar 'la hora del bocadillo'. Y en 1983, la última antes de firmar por Diario 16, con su original diccionario veraniego que en aquella ocasión dedicó a la inventada palabra juresproyo.

Y en 2011, al recibir de manos de Teófila Martínez el Premio Emilio Castelar a la eficacia comunicativa, Forges también tuvo palabras de agradecimiento para Cádiz y su manera de enfocar la realidad. Lo hizo hablando de un cartel que había leído en un bar de la ciudad "Se necesitan clientes: no hace falta experiencia". A Forges aquella ironía le encantó y la vinculó a la historia de la ciudad: Cádiz, desde la más remota antigüedad, se ha significado por muchas cosas, la mayoría de ellas buenas, como la eficacia comunicativa del siglo XIX y de 1812, que no se ha dado nunca más". Y concluyó su discurso en el salón de plenos: "¡Viva la Pepa". De hecho, en 2010 colaboró con El Conciso con una viñeta donde homenajeaba a tres constituciones españolas: las de 1812, 1931 y 1978.

PRIMERA Y ÚLTIMA VIÑETA EN DIARIO DE CÁDIZ. Forges dibujó una viñeta para Diario de Cádiz, a través de la agencia Colpisa, desde 1975 hasta 1983. Aquí reproducimos la primera y la última, de un humorista gráfico que cada día se asomó a las páginas de aquel formato sábana para hacernos reír y pensar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios