la ventana pop

Que tiemble el suelo

  • Maga publicará 'Satie contra Godzilla', su nuevo disco, el próximo mes de octubre, pero esta noche lo avanza íntegro en la clausura de 'Nocturama'l Maga. Esta noche a las 22:00 en Nocturama (Centro Andaluz de Arte Contemporáneo.Sevilla). Entradas a 5 euros.

¿Satie contra Godzilla? Una imagen tan poderosa como descriptiva... "Ya sabes, era uno de esos nombres de batalla que los músicos les ponemos a las canciones en el ensayo antes de darles un título definitivo: la rápida, la lenta...", explica Miguel Rivera, cantante y guitarrista del grupo sevillano Maga, sobre el nuevo álbum de la banda, el quinto de su trayectoria.

Con fecha de edición prevista para el próximo 18 de octubre en LP, CD y descarga, el nuevo artefacto del cuarteto vive esta noche una suerte de preestreno con la interpretación íntegra de sus diez canciones en el concierto de clausura del ciclo estival Nocturama. "Creo que es la tercera vez que lo cerramos -apunta el bajista de la formación, Javi Vega-, y mola: todo el mundo ha vuelto de la playa, moreno y con ganas de pasarlo bien".

Para completar el repertorio de tan singular ocasión, la banda demandó en Facebook a sus fans que apuntaran esas canciones que querían volver a escuchar. "Para que luego no digan eso de es que no habéis tocado tal", bromea Miguel.

La interacción con sus seguidores ni empieza ni acaba aquí: impregna desde el origen la propia concepción del álbum. "Habíamos dado ya un concierto online desde mi casa para la web 365 días de festivales -recuerda el cantante- y cuando andábamos preparando las canciones nuevas se nos ocurrió una forma de armar ruido: hacer partícipes a los seguidores del proceso creativo. Hablamos con los de la web y pusimos una cámara en el local de ensayo para que nuestro público pudiera vernos trabajando. Hicimos cinco programas de media hora cada uno, incluyendo un concierto final, y añadimos un chat para que quien nos viera pudiera comentar sus impresiones".

En ese chat se sugerían también títulos para las canciones, y el de ésa "con unos arreglos que nos recordaba a una gymnopédie, pero al mismo tiempo muy cañera y dinámica", a decir de Miguel, terminó por adoptar como definitivo su nombre de batalla: Satie contra Godzilla. "Queríamos que fuera un álbum muy lírico, pero lo de la fuerza lo teníamos clarísimo", comenta Pablo Cabra, batería de la formación desde la grabación de su anterior álbum, A la hora del sol. "Es la idea de claroscuro -acota Rivera-, y en los dos últimos años nos hemos curtido tanto...".

Rebobinando en búsqueda de las causas de ese endurecimiento, uno se encuentra con aquellos tres primeros elepés, y varios epés, para el sello Limbo Starr. Lo que sigue es historia sabida y hasta proverbial: ruptura traumática -Maga pagó su carta de libertad- y una travesía del desierto de casi cuatro años capaz de desencantar al más fiero. Hasta que, fantaseando ya con la autoedición, toparon con Mushroom Pillow, casa de Sr. Chinarro, Delorean o Triángulo de Amor Bizarro, entre otros. "Con Limbo Starr la relación acabó como el rosario de la aurora, mientras que con Mushroom Pillow es lo contrario. Lo de la autoedición sólo está muy bien si tienes un tiempo extra para ocuparte tú de todo -señala Javi-, pero tuvimos la suerte de encontrarnos con gente que confía en nosotros, a la que le gusta el grupo, con los que nos entendemos y podemos hablar. Y nosotros confiamos en que ellos hagan bien su trabajo, y de momento lo hacen".

Confianza mutua: como en aquel célebre caso de la Factory de Tony Wilson, entre Maga y su nueva escudería no media contrato, sino un pacto entre caballeros. "En Mushroom eran bien conscientes de nuestro desencanto", apunta Rivera explicando la paciencia de su nuevo sello. "Yo acababa de llegar y me encontré con aquella situación -dice Pablo por su parte-, por eso creo que A la hora del sol fue para Maga un disco curativo".

Y tanto. Aquel luminoso álbum no sólo devolvió al grupo a la carretera, sino que también pareció exorcizar sobre las tablas la rabia y frustración acumuladas. No es que surgiera un nuevo grupo -"incluso si nos pasáramos al hevy metal seguiríamos sonando a Maga", bromea Javi-, pero sí esa otra forma de hacer, más apegada a la inmediatez, incluso a la rudeza. Al directo, al fin y al cabo.

"Satie contra Godzilla es el disco de un grupo que lleva dos años en la carretera; que suena como hoy suena el grupo en directo", tercia Pablo. "Más guitarrero, sin recordings, con canciones más cortas, más concisas", añade Miguel.

Y aún así, no exento, en absoluto, de ese mencionado lirismo que ya es marca de la casa, al que los teclados de César Díaz, convertido ya en cuarto miembro del grupo "por derecho propio", aportan tanta enjundia como la premeditada elección de productor e ingeniero de sonido: Ramón Rodríguez (The New Raemon) y Santi García, de Ultramarinos Costa Brava Studios, en Sant Feliu de Guíxols, bastión irrenunciable de los grupos del sello catalán BCore (con lo que ello conlleva, estilísticamente hablando). "Con Ramón, pienso, la afinidad es más personal que musical -dice Miguel-, pero fue él quien nos sugirió grabar el disco en Ultramarinos. Sabía qué era lo que estábamos buscando y pensó que allí lo encontraríamos".

"Yo nunca había grabado un disco escuchando tan fuertes las guitarras", reconoce Javi. "Temblaba el suelo, todo al máximo", recuerda Pablo. "Creo que es el mejor disco que hemos hecho", asevera Miguel, "o por lo menos con el que más he disfrutado mientras lo grababa".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios