El rock gaditano se exilia a Puerto Real

  • Colectivos culturales organizan una jornada para denunciar restricciones de libertades

Comentarios 7

El rock reacciona. Una plataforma sociocultural de reflexión y reivindicación en torno a las restricciones del uso de espacios públicos en Cádiz ha presentado su proyecto Rock en el exilio, variopinta jornada de carácter artístico cuyos objetivos no son otros que promocionar los grupos de la Bahía y denunciar el escaso apoyo y la mala disposición que a su juicio dispone el Ayuntamiento gaditano hacia este tipo de actividades culturales. Con los colectivos La Fábrika y Akople Local al frente, dichas asociaciones responden así a diversos excesos cometidos por la autoridad: la carga policial indiscriminada en la plaza de la Cruz Verde, el entorno del Falla y la Caleta durante el Carnaval, el desalojo del concierto de Kambayá en el bar Estrella del Mar, la irrupción policial en una fiesta privada de La Fábrika y la supresión de conciertos, entre ellos los que se organizaban en la Casa de la Juventud. El colectivo ha explotado y toma la acción.

Rock en el exilio quiere llamar la atención sobre "la nula iniciativa de la Administración local para estimular la creatividad y la cultura", reprocha la falta de espacios públicos y muestra su preocupación por "el recorte de libertades" que contrasta con la historia de la revolución liberal que se conmemorará dentro de cuatro años y "rompe la imagen de Cádiz 2012 como metrópoli moderna y desarrollada". De ahí que el colectivo haya decidido escenificar "la peregrinación de la ciudad que sonríe, por no llorar, y mudarnos por unas horas a una localidad vecina, ya que aquí no podemos tocar".

Las entidades organizadoras, hartos de sufrir el bloqueo institucional de sus actividades, proclaman que "nunca el rock fue pisoteado como ahora", al tiempo que nunca hubo una oferta gratuita y creativa como la que plantean. La gota que colmó el vaso del sector rockero mencionado sucedió el 30 de enero en la controvertida fiesta que terminó de modo intempestivo por mor de la actuación policial, que volvió a repetirse en Carnaval. Los organizadores del concierto denunciaron la desmedida intervención policial, denuncias falsas por desacato, imposición de multas acogiéndose a la ley antibotellón y la criminalizacion del acto en los medios.

La jornada, que se celebrará el 29 de marzo en la caseta municipal de Puerto Real, contará con fútbol callejero, stands informativos, actuaciones musicales de quince grupos de estilos variados, ludoteca y comida popular.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios