Un mundo repleto de meditaciones a través de los poemas de Lanseros

  • La escritora jerezana de ‘Los ojos de la niebla’ recoge el XXII Premio Unicaja de Poesía

En esencia, se trata de un monólogo interior a través del cual distintos personajes reflexionan sobre sus propios sentimientos. Así presentó, Felipe Faraguna, director de la Obra Social de Unicaja  la obra ganadora de la XXII edición del Premio de Poesía, Los ojos de la niebla, de la escritora jerezana Raquel Lanseros.

La Biblioteca Unicaja de Temas Gaditanos Juvencio Maeztu acogió, en la tarde de ayer, el acto de entrega del galardón, que contó con la participación de la autora, Raquel Lanseros,  el director territorial de Unicaja en Cádiz, Ángel Luis Roa, el director de la Obra Social de la entidad, Felipe Faraguna, el concejal de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Cádiz, José Macías, y el escritor Luis García Gil.

El poemario Los ojos de la niebla “es un libro muy meditativo desde el punto de vista de la mujer. Con frecuencia la poeta adopta el monólogo interior como recurso a través del cual los personajes meditan y reflexionan sobre sus propios sentimientos”, explicaba Faraguna.

La obra trata diferentes temas cotidianos,  en los que se pueden encontrar poemas en recuerdo al padre, de memoria histórica o de los sentimientos de una mujer que está enferma, que viaja o que va a la oficina. El libro apoya la poesía en la cultura cotidiana haciendo referencias, entre otros elementos culturales, a novelas históricas o a canciones contemporáneas.

El acto estuvo presentado por Felipe Faraguna, quien entregó a Lanseros un busto del prestigioso escultor Miguel Berrocal. La dotación económica de 10.000 euros fue entregada en un cheque por Ángel Luis Roa, que añadió felicitaciones y múltiples halagos a la escritora.

Las palabras más emotivas de la celebración fueron dirigidas por el escritor Luis García Gil, que aportó al auditorio una visión del poemario. “Se trata de una obra tocada por las musas, con voluntad de permanencia y de un verso revelador. Es una poesía que no reniega la influencia de la cultura popular, mostrando un universo de sentimientos escritos desde el corazón”, relataba el gaditano.

Tras el discurso de García Gil, Raquel Lanseros subió al atril “tragando saliva por las palabras de su compañero”. La escritora  y filóloga inglesa manifestaba su entusiasmo por el galardón, a lo que añadió que “emigré hace varios años de Jerez y ahora parece que el destino ha hecho que regrese a Cádiz y esté muy contenta por volver y además, con motivo de este premio”.

Tras la breve intervención, la ganadora hizo una lectura de tres poemas de Los ojos de la niebla: La mina más linda, El hombre casado y Beatriz Orieta. La lectura de la joven escritora consiguió un silencio sepulcral en la sala, ya que la dulzura y la delicadeza de la voz y los versos de Lanseros encandilaron al público asistente.

El poemario, editado por Visor Libros, salió de la imprenta en Madrid hace apenas 20 días, por ello “aun estoy estableciendo una relación afectiva con mi obra”, declaró la creadora al tener entre sus manos el XXII Premio Unicaja de Poesía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios