El reencuentro de la dehesa con la ciudad

  • La primera jornada de la Feria Mundial del Toro en Sevilla estuvo marcada por espectáculos con el toro como protagonista

Para todos aquellos que tuvieron la oportunidad de acudir al Palacio de Exposiciones y Congresos en la inauguración de la XI Feria Mundial del Toro, la jornada de ayer, además del acto inaugural, que quisieron reventar unos individuos, al hacerse presentes con una pancarta en la que pedían la abolición de la tauromaquia, estuvo marcada por ese acercamiento del toro a la ciudad. Cuando los aficionados debaten sobre los carteles de la Feria de Abril, ya metidos en el horno y a punto de ver la luz oficialmente, varios matadores de toros se dieron cita en Fibes, así como novilleros y alevines de escuelas, con el toro, rey de la dehesa, como máximo protagonista.

Uno de los exponentes que representa la filosofía de los ganaderos es la gran dehesa natural con reses bravas vivas y los tentaderos, que son laboratorio esencial donde los ganaderos buscan la casta y bravura. Durante la jornada se lidiaron numerosas reses y el espectáculo más llamativo, con un llenazo hasta la bandera, fue el destinado a los niños, con asistencia de chavales de numerosos colegios sevillanos. Los niños pudieron disfrutar con el toreo de salón a cargo de alumnos de la Escuela de Espartinas y se divirtieron especialmente con un chaval de este centro, Carlos Moya, que lidió una añoja. También comprobaron la labor de cabestros con vacas, se impresionaron con una exhibición de rejoneo, con carretón, a cargo de Juan Pedro García, que cuenta tan sólo 8 años y les llamó mucho la atención el simulacro de herradero a caballo y a pie y una exhibición de doma vaquera.

Otros espectáculos que se celebraron fueron un tentadero con ganado de Espartaco, en el que alumnos de las Escuelas de Espartinas y La Línea. El matador de toros Morenito de Aranda se las vio con vacas de Martín Lorca. El sevillano Antonio Fernández Pineda y alumnos de la Escuela de Écija se las vieron con reses deGabriel Rojas. Y hubo diversión por las nubes en el espectáculo Don Tancredo.

La jornada fue intensa y larga, con una apertura muy comentada, la del espectáculo de Távora, La mujer y el toro, hasta el epílogo, muy animado y con fondo de flamenco, Toro de Noche, desde la 9 hasta las 3 de la madrugada y que también servirá como cierre para hoy y mañana con el mismo horario.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios