Las razones de la vigilia

El insomnio de los personajes de esta novela sirve a Annelies Verbeke (Bélgica, 1976) de excusa para contar una inteligente historia sobre la soledad. Muy pronto, y con el vertiginoso ritmo con la que está narrada, nos percatamos de que no es el insomnio la razón de la locura, sino que son la soledad y la infelicidad las responsables del mismo y las que desencadenan buena parte de las vicisitudes de Maya y Benoit. Original a ratos, deudora del cine en algunos de sus fragmentos, ¡Duerme! utiliza un estilo moderno, rápido, que sabe trasladar en todo momento la diversidad de situaciones y ambientes en que se desarrolla. Personajes extremos y sin embargo convincentes, leitmotivs basados en imágenes de gran intensidad, deseo, ternura, y un sentimiento amargo de la vida, con sus imprevistos y casualidades, no exento de esperanza y un peculiar sentido del humor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios