eugenio chicano. artista

"Me quedaba por pintar algo serio del flamenco"

  • Eugenio Chicano repasa su vínculo artístico y personal con Cádiz y avanza su próximo trabajo

Eugenio Chicano, durante la presentación del acto. Eugenio Chicano, durante la presentación del acto.

Eugenio Chicano, durante la presentación del acto. / julio gonzález

-¿cómo nace este vínculo tan especial que tiene con Cádiz?

-Nació de Fernando Quiñones, al que le dedico la exposición. Luego conocí a Bonald, Rossetty. Fue el año de la Bienal de Venecia, que me ofreció traerla a Alcances, una exposición que estuvo colgada en Milán y después vino a Diputación. Entonces conocí a un montón de amigos que conservo y vendrán esta noche -por el momento inaugural- como Fernando Suárez, Antonio Benítez, Moncho Pérez Díaz-Alersi, Marta Dorao, Nadia Quiñones y otros muchos... Hicimos un grupo que me hizo calar en Cádiz. Un día cuando exponía en Diputación vi que salieron muy enfadados. Pregunté qué pasaba y se había declarado desierto el concurso del cartel del Carnaval. Le dije a Fernando que le regalaba el cartel.

-Entonces se convirtió en el autor del polémico cartel del Carnaval de Cádiz de 1986 por reproducir un grabado de Goya.

-Efectivamente. La gente decía que no era carnavalesco. Pinté a una piconera con un antifaz y una exhibición de fuegos artificiales detrás de la Catedral. Y me pareció muy gaditano. Yo hacía pop art, venía de la Bienal de Venecia y la incorporación de un Goya a un cartel del Carnaval me parecía muy interesante.

-¿Y cómo fue aquel capítulo?

-Vinieron de noche al hotel varios periodistas que trataron de abrir la puerta, y sacaron la foto en algún periódico, y en otros se enfadaron porque pensaban que yo lo había facilitado. Yo pasaba aquí los carnavales, pero bueno, no le di mucha importancia.

-Un vínculo interesante con artistas, poetas y también flamencos de la tierra. Es usted un gran aficionado.

-Sí, del flamenco he conocido a mucha gente. Con Chano tenía gran una amistad, Beni, Rodríguez Rey, el hermano de Beni, Rancapino... Y aunque no era de Cádiz, con Paco de Lucía también tuve amistad.

-Hace casi diez años vino a Santa Catalina con unos bodegones. Ahora regresa a Cádiz con paisajes de la tierra, ¿qué le ha atrapado de ellos?

-No he ido a buscarlos he ido a encontrarlos. Con tiempo, coche y relojes parados y cuando lo he encontrado he hecho fotos y apuntes para luego realizarlos en el estudio. He hecho 96 bocetos grandes durante cinco años, he colgado 32 en la sala gaditana. Concretamente de Cádiz he pintado un camino a Paterna, las salinas antiguas de El Puerto y el Convento franciscano de Caños Santos, en Alcalá del Valle-Olvera.

-Últimamente pasan cosas extrañas, como la retirada de obras por ser políticamente incorrectas en ARCO. ¿Qué opina?

-Lo dudo todo. En medio de una polémica política sale un negocio, en medio un diputado, en medio una venta.. y hay un lío entre lo económico, lo oportunista, lo correcto, incorrecto, corrupto y transparente. Y que en ARCO, que no es una exposición sino un negocio de arte, ocurra esto pues no me huele bien. Me huelen bien los museos, las galerías, no estas historias que no quiero juzgar, sólo pongo sobre la mesa las impertinencias y de ahí juzguen ustedes mismos. Pero no se fíen.

-También le ha ocurrido a usted hace unos días en la parroquia de Santo Cristo de Málaga, donde han retirado un Cristo y una Virgen suyas de los 70, del retablo por irreverentes. ¿Damos pasos para atrás?

-Hay un párroco que después de 50 años ha decidido que dos piezas de mi retablo no producían devoción. Una está tapada y la otra la ha quitado. A estas alturas del debate, me parece que el Obispado debería decir algo sobre este atropello. Sí que estamos dando pasos para atrás, la gente no sabe las leyes, los conceptos, lo que es patrimonio y propiedad intelectual.

-Es usted malagueño, una ciudad donde ha habido una explosión de museos. ¿Se nota esto para el artista de a pie?

-Viene el Pompidou, Thyssen... ¿Pero para quién viene? ¿Y los barrios? ¿La gente de extrarradio? ¿Los niños y adolescentes?. ¿Quiénes les explican las exposiciones magníficas a esta gente? Hay que alimentar a la gente de los barrios. Vivir del turismo me aterra.

-¿Qué se cuece ahora en el estudio de Eugenio Chicano?

-Un trabajo que llevo un poco en secreto. Llegas a una edad en la que te quedan temas por hacer. Me quedaba el flamenco y estoy haciendo una cosa sobre la seguidilla. El flamenco también está maltratado en pintura, con muchos ripios. Quiero hacer algo serio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios