"Nos hemos prohibido tocar y escribir malamente"

  • La Canalla toca esta noche en la sala Imagina y mañana en Gramola, Algeciras

Metafórico, hiperbólico, enérgico. No hay adjetivos, ni siquiera esdrújulos, que puedan describir a Antonio Romera Chipi. Será que es un hombre de verbo. De acción. De palabra suelta, rápida y honesta. De son. Un hombre de La Canalla, una actitud más que una banda. Un lugar, una manera de posicionarse en un mundo donde aún quedan tugurios y bucaneros, tangos y coplas a media voz. ¿Que no? Esta noche en Cádiz, en el Imagina; mañana en Algeciras, en la sala Gramola.

-¿Que hay que tener para entrar en el mundo de La Canalla?

-Lo primero conciencia. Nosotros empezamos a juntarnos porque compartíamos muchas cosas, títulos de libros, experiencias y prioridades. Tenemos claro una cosa, que suena a tópico pero que no lo es: vivir. Vivir no es lo que sucede y punto, vivir es tener una conciencia de todo lo que sucede. Creo que para poder llegar a una historia pequeña, a un Tango del tirao, por ejemplo, hay que tener claro qué es lo que sucede. Lo fácil es recrearte en el adjetivo y lo complicado y lo bonito es coger un verbo, montarte en lo alto de él y ver dónde te lleva. Y para hacer eso y controlarlo has tenido que montarte antes en muchos verbos. Cuando uno tiene experiencias viviendo cosas, cuando uno tiene mucha acción en la vida, es cuando uno controla al verbo. Si es pasivo y contemplativo, domina muy bien el adjetivo. Pero el que vive, ése lo que quiere es verbo.

-Que sucedan cosas, todo el rato -Nosotros tenemos un lema: La vida es en directo. Se improvisa. No queremos que lo que estamos haciendo sea un truco que se repita constantemente, nosotros también queremos disfrutar, queremos que sea magia, ver qué sale esta noche porque si lo supiéramos lo único bueno que podría pasar es que no nos equivocáramos y eso no tiene ningún aliciente, te aburre.

-Pero a veces somos tan cabezotas que nos empeñamos en descubrir el truco más que en disfrutar de la magia.

-Una vez hablaba con un mago de Cádiz, con el Malakatín, que era un hombre fantástico, y me decía pero no seas tanto no mires con ojos de descubrir, mira con ojos de sorprenderte. Muchas veces es preferible que te engañen a vivir todo el tiempo pensando que te van a engañar. Le dije, quillo, lleva razón, canijo.

-¿Y qué va a pasar hoy en Cádiz y mañana en Algeciras?

-En principio íbamos a hacer el disco de Flores y malas hierbas, pero como vamos a grabar a finales de junio temas nuevos, cuando volvamos de Ecuador, que nos vamos allí a tocar el día 13, pues dijimos, ¿por qué no tocar los temas nuevos? Es que esta gente se aburren muy pronto de las cosas, y como se nos ocurren y las tenemos ahí pues ya te entran ganas de tocarlas, no se puede evitar.

-El disco nuevo, ¿sigue la línea del anterior?

-A ver es que nosotros trabajamos de esta forma: tenemos como prioridad la idea, después la idea requiere un tema, el tema requiere un personaje, el personaje requiere una melodía y después una orquestación. Esos son los pasos. Nosotros continuamos fabricando ideas y desarrollándolas y cada una sale de una forma distinta porque hay ideas que te sugieren un estilo musical, otras otro. Lo que nos hemos prohibido es tocar y escribir malamente.

-Sí, que eso está muy visto ya

-Pues sí, demasiados. Y otra cosa que nos hemos prohibido es no mirarnos el ombligo, no componer desde nuestras necesidades, pensando en qué es lo que me ha pasado, qué es lo que siento... No. aquí hay muchas cosas interesantes que pasan en la vida y lo ideal sería reflejarlas. Obviamente somos un filtro y cada uno tiene su forma de tocar, de escribir, de componer, pero no hablamos de nuestras vidas porque no son tan interesantes como las vidas que nosotros vemos por la calle. Intentamos hacer un retrato de las cosas que vemos y que nos interesan.

-Y con la que está cayendo, anda que no hay historias por ahí...

-La verdad que sí. Cualquier disciplina artística es la mejor forma de concienciación, lo demás es un mitin, pero el arte tiene la facultad de tener un atractivo para que tú vengas a fijarte en qué es lo que se está diciendo y enterarte de un mensaje, tiene la capacidad de captar a gente que no estaba en la onda. Entonces cuando la gente de las disciplinas artísticas se recrean exclusivamente en el "qué bonito" , que yo no digo que no lo tenga que haber, pero no es justo que todas las disciplinas artísticas se recrean en el "qué bonito", es como si un periódico nada más que pones esquelas de muertos, también tiene la obligación de informar. Esto del arte tiene que servir para algo no sólo para que lo pasemos bien, que también.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios