Una profunda reflexión en torno a la naturaleza

La reflexión en torno a la naturaleza, una constante en la filosofía de la sala Neilson Gallery, también impregna el Castillo de Santa Catalina. De ello se encargan artistas de la talla Ramón David Morales, con su obra sobre un edificio levantado en el Polo Norte para salvaguardar todo tipo de semillas; David López Panea, que se introduce a través de la abstracción en la Sierra de Grazalema; o el cotizado Alonso Gil y su investigación de la degradación del medioambiente. Por su parte Carol Misch trabaja en los paraísos cerrados y oferta una escena familiar con jabones olorosos esculpidos a mano en forma de bebés, mientras Montse Caraballo hace un paralelismo entre el reino animal y el ser humano. Todos ellos comparten escenario con Manolo Quejido y la exaltación que hace del "paraíso de la pintura".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios