Flamenco

'A posteriori', una propuesta de formato innovador

  • Los gaditanos Ana González, Daniel Saltares y David Nieto, de la compañía de Sara Baras, estrenan mañana en La Lechera este espectáculo que ha concebido Kike Linera

La bailaora Ana González, gaditana de La Paz y de La Viña, acaba de cumplir treinta años, doce de los cuales los lleva empleados en la Compañía de Sara Baras, en la que es una superviviente del grupo fundacional. Un día, durante un ensayo en Madrid, vio a Daniel y a David, dos compañeros también gaditanos, echarse una pataíta juntos y se le encendió la bombilla. Así, el hecho de que los tres fueran de Cádiz y trabajaran con Sara se convirtió en la excusa con que presentarse en La Lechera con un espectáculo propio. Ya sólo quedaba -que no es poco- dotar de contenido la idea. Para ello se puso en contacto con Kike Linera, un antropólogo que se dedica a la gestión cultural y que ya ha dado evidentes muestras de creatividad en el montaje de obras originales. Suya es, entre otras y por ejemplo, Flamenquita. La niña que perdió el compás, un espectáculo de flamenco para niños que ha cosechado un éxito más que destacado, haciéndose imprescindible en todos los ciclos flamencos del último año y medio.

A Kike hacía tiempo que le venía rondando la idea de hacer algo innovador sin dejar de ser flamenco. Pensaba en la utilización de los medios audiovisuales para crear algo nuevo en el escenario, incorporando elementos formales vistos en la danza contemporánea como, por ejemplo, dejar a los bailaores solos en la escena, sin la presencia de los habituales músicos acompañantes. Tampoco es que los quisiera eliminar, se trataba sencillamente de tenerlos allí, pero no en carne y hueso, sino proyectados en el fondo de la caja escénica.

Como todo proyecto que no sigue el orden habitual prefijado, el trabajo no ha sido fácil. De esta forma, se tuvieron que diseñar primero las coreografías, cuidando al milímetro de su ordenación. Posteriormente, vino el trabajo de grabar las músicas: un mes en el estudio Cara B de Chipi Cacheda hasta conseguir un sonido de concierto en directo, que es lo que tiene que sonar durante el espectáculo. Y, finalmente, la imagen que ha de ser proyectada, un trabajo de Paco Rodríguez. "Toda una locura -en opinión de Linera-, pues ha habido que cuidar muchos detalles, los remates, los desplantes, para conseguir que sobre la escena se dé un diálogo entre el baile y la música y entre esta y la imagen, que ha sido pregrabada".

Tras la descripción del proceso seguido para crear la obra, se comprenderá su título, A posteriori, recibido en virtud de que ha sido concebido como "una pieza expuesta al revés". Linera la califica, además, como "un espectáculo fundamentalmente de danza, y aunque tiene al flamenco como argumento principal, cuenta con grandes dosis y elevados matices de contemporaneidad". El autor destaca igualmente el esfuerzo de sus tres protagonistas -Ana, Daniel y David- que han viajado de Madrid a Cádiz en sus días libres de la compañía, así como el trabajo y la paciencia de los músicos, "que se han plegado a nuestras exigencias, y eso que los hemos tratado casi como títeres", apunta Kike. Joaquín Linera, El Niño la Leo, ha corrido con la dirección musical y la guitarra, las voces son de Paco Reyes y Samara Montañés, la percusión de David Gavira, mientras que Carmelo Muriel se ha encargado de poner el color de los saxos alto y barítono.

Al final, y ensayando ya con todos los elementos de la obra conjugados sobre las tablas de la Central Lechera, Kike opina que la obra se le ha ido un poco de las manos en cuanto a presupuesto (Más de seis mil euros), pero piensa que el espectáculo, tal como se ha concebido, tiene un formato muy exportable que le puede abrir las puertas de escenarios de danza o de otros que rechazan de entrada al flamenco. Pero, sin duda, lo que más le satisface es el haber reunido a estos artistas de Cádiz y hacerlos debutar aquí. "Tienen mucho potencial -afirma- y no están elegidos al azar". "Este trabajo, además, no lo acepta cualquiera, concluye".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios