El peor musical que he visto

Musical, EEUU, 2014, 118 min. Dirección: Will Gluck. Guión: Aline Brosh McKenna, Will Gluck. Música: Charles Strouse. Fotografía: Michael Grady. Intérpretes: Quvenzhane Wallis, Jamie Foxx, Rose Byrne, Bobby Cannavale, Cameron Diaz, Adewale Akinnuoye-Agbaje, David Zayas. Cines: Bahía de Cádiz, Bahía Mar, San Fernando Plaza, Las Salinas, Sanlúcar Al Andalus, Yelmo.

Malos tiempos para los musicales. Si la semana pasada sufríamos cómo el mediocre Rob Marshall se cargaba el Into the Woods de Sondheim, ésta nos toca padecer cómo el aún más mediocre Will Gluck (perpetrador de cosas como Guerra de cheerleaders o Con derecho a roce) masacra el muy buen y popular musical Annie de Charles Strouse, estrenado en Broadway en 1977 con gran éxito (recibió 6 premios Tony y alcanzó las 2.377 representaciones), basado en las historietas Litlle Orphan Annie de Harold Gray, publicadas desde 1924 hasta su fallecimiento en 1968 y prolongadas por otros dibujantes hasta 1974. En cine no ha tenido suerte este gran musical. John Huston dirigió una versión mediocre en 1982, existe una sólo correcta versión televisiva de 1999 y ahora se nos viene encima este bodrio que es el peor musical que he visto en mi vida.

Mal dirigida, mediocremente interpretada, con una terrible puesta en imagen de los números musicales, unas atroces orquestaciones de Matt Sullivan, unas coreografías vergonzosas de Zachary Woodlee y un puñado de horrorosas canciones nuevas de Sia, Greg Kurstin (perpetrador también de la vulgar música de fondo) y el propio Will Gluck, esta nueva aparición de la pequeña huérfana es una desdicha para el espectador y una vergüenza para el género. Para colmo de males, junto a una Quvenzhané Wallis (¡qué lejos Bestias del Sur salvaje!) que parece una miniatura de Whoopy Woldberg y un Jamie Foxx a quien Dios no ha llamado por los caminos del musical, actúa la caricata Cameron Díaz. No se merecía pasar por esto a sus 86 años el compositor Charles Strouse tras haber dado al teatro musical, además de esta Annie ahora masacrada, Bye, Bye, Birdie, precursor en 1961 del musical rock, y el Aplauso que estrenó Lauren Bacall.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios